El Brexit podría costarle al mercado publicitario del Reino Unido mil millones

Según Zenith, el escaso crecimiento económico derivado del Brexit disminuiría el crecimiento del mercado publicitario del Reino Unido a largo plazo

Existe una relación entre el crecimiento económico y la salud de la industria publicitaria. Por eso, y ante la incertidumbre sobre lo que podría pasar tras la salida de Reino Unido de la Unión Europa, Zenith ha elaborado un análisis que detalla algunas de las consecuencias. En concreto, y de acuerdo con el análisis, la salida de la Unión Europea podría costar al Reino Unido 70 millones de libras esterlinas al año en lo que se refiere al crecimiento de su inversión publicitaria. Esto es, por tanto, mil millones en el año 2030. 
Este daño vendría causado por una reducción del crecimiento económico a largo plazo, y no por la reacción a corto plazo de los anunciantes al voto de salida de la UE, que probablemente será mínimo.

El Tesoro del Reino Unido ha valorado cómo sería la economía del país en caso de que sí saliera el Brexit y ha descubierto que todos los escenarios post-Brexit de la relación del Reino Unido con la UE expresan reducciones en el flujo de comercio e inversión, y señala, como conclusión general, que hacia 2030 el PIB del Reino Unido será un 6,2% más bajo estando fuera de la UE que dentro de ella. Varias instituciones más han publicado sus propios modelos, la mayoría son muy parecidos y casi todos son negativos. Asumiendo que el pronóstico del tesoro se confirme, Zenith estima que, a precios de hoy, el Brexit costaría a la industria publicitaria del Reino Unido mil millones de libras esterlinas en el crecimiento publicitario de los próximos 15 años.
En los últimos 35 años, el mercado publicitario del Reino Unido ha experimentado un crecimiento medio del 1,1% por cada 1% de crecimiento del PIB, según las Previsiones sobre la Inversión Publicitaria de Zenith. El escaso crecimiento económico derivado del Brexit disminuiría el crecimiento del mercado publicitario del Reino Unido a largo plazo. Sin embargo, los efectos derivados de la salida de la UE no se notarían hasta varios meses después de la votación. 

Por otro lado, Zenith ha realizado una encuesta entre los anunciantes clave del Reino Unido y Europa para determinar los efectos a corto plazo. Se les preguntó si la perspectiva del Brexit había hecho que revisaran sus presupuestos en lo que va de año y ninguno de ellos había cambiado sus presupuestos a la luz de un posible Brexit, ni planeaba hacer cambios inmediatos en el caso de que ganara la postura de salida. Según Zenith se trata de un comportamiento normal puesto que los anunciantes asignan un presupuesto en función de sus objetivos de crecimiento teniendo en cuenta los hábitos de compra de los consumidores y las opciones existentes para comunicarse con ellos. Así pues, previsiblemente los anunciantes empezarían a revisar sus presupuestos publicitarios una vez que quedasen claras las consecuencias económicas del voto para la salida.