El escaparate electoral

Teresa de Ledesma

Acaba la campaña y comienza la cuenta atrás para tomar una decisión ante las urnas. Una campaña activa, dinámica y muy marcada por las apariciones de los principales candidatos políticos en nuestras televisiones. Atrás quedaron esos días en los que aparecer en la televisión en campaña era privilegio de los líderes de los grandes partidos y sólo bajo el paraguas de un debate serio, formal y perfectamente cronometrado. Hoy se baila, se comentan anécdotas personales, se debate a cuatro y de pie, incluso se debate online… la campaña se ha convertido en un verdadero espectáculo para los votantes, apto para (casi) todos los públicos; un escaparate en el que el ciudadano puede ver la oferta y decidirse para comprar. Pero, ¿realmente impacta e influye este ‘escaparate’ de la campaña en la decisión final de compra/voto?

Aparentemente sí, ya que, el informe “Los españoles ante las Elecciones Generales” realizado por TNS para el grupo Kantar al comienzo de la campaña electoral, mostraba cómo seis de cada diez españoles opinaban que la campaña sería importante en el resultado final de los comicios y cerca de uno de cada cuatro (22,8% más específicamente) afirmaba que la campaña sería decisiva, pudiendo incluso acabar de determinar el partido que gane finalmente las elecciones. Esta gran importancia atribuida al periodo de campaña electoral tiene una correlación inversa con la edad. Es decir, a mayor edad, menor importancia atribuida a la campaña electoral; y así, mientras que el 74% de los entrevistados menores de 35 años les daba importancia a la campaña, la cifra bajaba al 49% entre los mayores de 65 años.

Obviamente, ante una cifra tan elevada de españoles que le conceden importancia a la campaña, no extraña que, durante estos días, 7 de cada 10 encuestados (70,7%) se mostrara dispuesto a seguir con mucho o bastante interés las noticias y temas electorales relacionados con las elecciones generales, un interés algo superior en los hombres (75,5% frente al 66,2% de las mujeres) y en general las personas mayores de 50 años (74% frente al 68% de los menores de 50).

Y para ello, como no, la televisión continúa siendo la reina como vía de acceso a este tipo de información político-electoral, a pesar del lugar creciente ocupado por el mundo digital a este respecto (sobre todo entre segmentos específicos de la población). Más de la mitad de los españoles (53,8%) considera la televisión como su medio preferido para informarse sobre la campaña electoral, todavía bastante por delante de Internet y las redes sociales (medio favorito para el 21.9% de los electores). Los medios digitales gozan de un notable interés por encima de la media entre los menores de 35 años (58,4%) y los votantes de determinadas opciones políticas. Rezagados en la lista de medios preferidos encontramos la radio (11,4%) y los periódicos y publicaciones en papel (9,6%). Lo de ver en vivo y en directo a nuestros líderes políticos –en mítines u otro tipo de actos de partido- parece que no cala en nuestro país, y sólo cuenta con un testimonial 0,8% de la población que lo considera como el mejor medio para informarse políticamente durante la campaña.

Comentaba en párrafos anteriores cómo las apariciones de los líderes políticos en televisión se han diversificado hasta adoptar formas de lo más informales (si se me permite el juego de palabras). Aun así, el debate político continúa siendo un popular y valorado formato entre los electores. Según este mismo estudio para Kantar, la mayoría de los ciudadanos (un 54,9%) opina que los debates tienen mucha o bastante importancia sobre el resultado final de las elecciones, frente a un 43,2% que le otorga una reducida o nula incidencia. Las opiniones son bastante más polarizadas cuando preguntamos por la regulación de los debates, con un amplio 72,2% de los españoles a favor de regularlos legalmente, frente a un 25,7% que no ve la necesidad de convertirlos en obligatorios. Curiosamente, la actitud favorable a la regulación es muy superior entre los votantes de los partidos emergentes como Podemos y Ciudadanos.

A la vista de estos datos, parece que el amplísimo despliegue de apariciones mediáticas de los principales líderes políticos, a la que hemos asistido estos últimos días, sí que podría tener un efecto real en el desenlace de la campaña electoral. Todos ellos están en un escaparate por el que se tiene interés, se va a seguir y al que se da incluso tanto valor como para terminar de definir la elección política final. El domingo por la noche podremos ver, por fin, el resultado definitivo de todas estas incógnitas, y conocer cómo se conforma el nuevo escenario político de nuestro país.

Pd. Si tenéis interés en saber otras curiosidades sobre el informe de los españoles frente a las Elecciones Españolas, os recomiendo visitar la página de Kantar. Para muestra un botón en forma de imagen sobre lo que sabemos (poco) y lo que no sabemos (mucho) de la mecánica de votar en unos comicios como los de este 20- D.

Teresa de Ledesma, responsable de comunicación de TNS, en representación de ANEIMO.