Memorias de una junior española en Cannes Lions (Parte II)

por Paola Castiel

Dicen que no hay dos sin tres y en nuestro caso, ¡qué así sea! Con un poco más de experiencia pero los mismos nervios o más, pusimos rumbo por segundo año consecutivo a Cannes, el Festival Internacional de Creatividad en el que todo el mundo quiere estar.

Que este año supiéramos que el briefing lo firmaría Naciones Unidas no le restó emoción ni dificultad sino que añadió aún más responsabilidad a la competición. 31 duplas de países muy dispares con un único objetivo; una competencia que sin embargo resultó sana, divertida y muy creativa. Para ser sinceras, íbamos convencidas de que el tema sería refugiados dada la situación que vive Europa pero nos sorprendieron con Educación, el cuarto de los 17 objetivos de una agenda que persigue acabar con la pobreza, proteger el planeta y asegurar prosperidad para todos.

Bien, bien, lo que se dice bien, no se pasa en esas 24 horas. No vamos a descubrirle a nadie la presión de saber que tienes un tiempo limitado para tener una idea, y no cualquiera, si no una de esas en las que te tienes que lucir. Ni tampoco lo complicado que es sintetizar tantas ganas en 5 minutos cronometrados que tienes para presentársela al jurado. La tarea que nos encomendaron era bastante abierta: que todos aquellos que opinan que la educación es un derecho y no un privilegio, hagan algo. Es tan triste como cierto que es tal la cantidad de mensajes sobre injusticias que suceden en el mundo, que nuestro cerebro se protege y desconecta con tal de poder seguir con nuestras vidas. Necesitábamos conectar con la gente de una manera tan humana y tan directa que no pudieran no hacer algo al respecto. Necesitábamos ese algo que cambia la manera de ver las cosas…

 

 

A la conclusión a la que llegamos tras horas y horas es algo tan sencillo como que la vida va de estar en el lugar oportuno en el momento oportuno y que algo tan simple como dónde y cuándo naces, determina en gran medida la persona que vas a ser en el futuro, y esto es algo que tiene mucho que ver con el acceso a la educación.

¿Y si la cura contra el cáncer está atrapada en la mente de una niña que no ha tenido la suerte de nacer en el lugar y en el momento adecuados y que no ha podido ir al colegio? ¿Cuántas mentes maravillosas capaces de hacer grandes cosas por la Humanidad nos estaremos perdiendo? Desde un punto de vista casi egoísta, primermundista, si estos niños pierden la oportunidad de tener acceso a la educación, no sólo ellos pierden sino que todos perdemos con ellos…no?
¿Cómo conseguir que esta historia se convirtiera en acción? Hay una teoría del comportamiento humano que dice que el dolor que nos provoca una pérdida es psicológicamente mayor que el placer que nos produce ganar, y que por tanto las personas somos más propensas a hacer cosas para evitar una pérdida.

Nuestra idea: enseñar cómo sería el mundo si ciertas personas no hubieran tenido acceso a la educación y que mediante una acción de colaboración, se pudiera revertir la situación.

Cannes es sinónimo de creatividad y en el caso de la categoría de medios, la vara de medir es exactamente la misma, lo que cambia es cómo se aplica la creatividad al área específica que se valora. Aprovechando los doodles con los que Google conmemora aniversarios (y sus millones de búsquedas diarias), modificamos la biografía en Wikipedia de una larga lista de personas para contar historias de gente que desafortunadamente no había tenido acceso a la educación, borrando así su legado. El día del aniversario del nacimiento de Albert Einstein, al buscar una dirección en Google Maps, el usuario recibiría un mensaje de error de precisión en su localización. Y es que ese preciso día, años atrás, Einstein no nació en un país con acceso a la educación y no pudo por tanto descubrir la teoría de la relatividad que corrige los errores espacio-temporales de los GPS.
Apple vende nada más y nada menos que 6 iPhones al segundo. ¿Y si durante un día, el día del aniversario del nacimiento de Steve Jobs, cerráramos todas sus tiendas y su website y nadie pudiera comprar un iPhone en el mundo porque ese preciso día, su creador no tuvo la suerte de nacer en un país con acceso a la educación? Imaginad la repercusión mediática… Todas las ideas llevaban un botón de donación a la educación que permitía revertir las situaciones de manera inmediata.

Mentiría si dijera que aún no sonrío acordándome del momento en el que aquel señor del jurado dijo Spain al comunicar que éramos plata; y sin embargo sé que, “El pasado no cuenta. Todo vuelve a empezar” y que para estar el próximo verano, la única fórmula es trabajar.

 


Paola Castiel de Hevia es strategy planner en la agencia de medios UM (IPG Mediabrands). Comenzó a trabajar en publicidad hace cinco años, pimero para Coca-Cola en McCann y más tarde en el departamento digital de la filial espaola de Wunderman y en Wantham, una pequeña agencia creativa especializada en mobile. Tras reforzar su formación como planner en la Miami Ad School, ficharía por el departamento de estrategia de UM hace ya tres años. Castiel, junto con su compañera  Nagore Mieres (initiative) han representado a España  en los Young Lions 2016 en su categoría de Media por segundo año consecutivo, consiguiendo la plata.