Netflix aprovecha la viralidad del Bird Box Challenge para reforzar su RSE

La plataforma de contenidos en streaming recomienda a los seguidores de su película 'Bird Box' no abordar el reto que se ha vuelto tendencia en las redes, donde la integridad física y la vida de las personas pueden llegar a correr peligro

Netflix es una de las marcas más activas en las redes sociales, bien lanzando contenido relacionado con su oferta en entretenimiento o bien aprovechando tendencias globales que movilizan a sus millones de usuarios repartidos por medio planeta, sumándose a la conversación e incluso haciéndola suya. Y en estos días la plataforma ha sido en parte protagonista de uno de los movimientos virales a nivel planetario ya que su película 'Bird Box' (traducida como 'A ciegas', en España), una de las novedades de esta Navidad en la plataforma, ha inspirado el movimiento social 'Bird Box Challenge', que consiste en grabarse realizando alguna actividad cotidiana como ducharse, conducir, cocinar o caminar por la calle con los ojos vendados y después subirlo a las redes sociales.

El reto se inspira directamente en el argumento de la película, que protagoniza la actriz Sandra Bullock. En la ficción Bullock tiene como objetivo poner a salvo a su familia evitando que tengan contacto visual con una fuerza sobrenatural que les rodea y que afecta de tal manera a los seres humanos hasta el punto de que les impulsa a suicidarse. Pues bien, ahora Netflix está solicitando formal y  públicamente en las redes a todos sus seguidores y aficionados a este reto que lo abandonen para no pongan en riesgo su integridad física.

De esa forma la marca consigue introducirse de forma natural en uno de los movimientos virales que están protagonizando el incio de 2019 y al mismo tiempo construye reputación social ya que, como la propia marca comenta en sus comunicados, las marcas "tienen una responsabilidad con el consumidor". En este caso la compañía le pide a la gente que “no se lastimen” por llevar a cabo un reto que no tienen fundamento en la vida real, aunque agradece los gestos de cariño y fidelidad hacia la película por parte del público.

Éxito sin precedentes

La nueva película original de Netflix, estrenada el pasado 21 de diciembre a nivel mundial, ha sido elegida por más de 45 millones de usuarios de la plataforma en 'streaming' en los primeros siete días. El film ha batido el récord histórico de visualizaciones dentro de la plataforma, según los datos que ha compartido la empresa americana con los medios estos días. Son 45 millones de cuentas que ya han visto el filme (cifra que se puede interptar como más de 200 millones de personas). Una cifra que no ha conseguido ningún otro largometraje producido hasta el momento por el servicio en streaming; ni siquiera la galardonada 'Roma' de Alfonso Quarón, uno de los grandes éxitos de Netflix en 2018.