Actualidad

El cambio de gobierno no mejora las expetactivas de los consumidores

Cae la confianza en el gobierno y las empresas, mientras los medios de comunicación la recuperan

Con la intención de saber hasta qué punto influía en los consumidores el cambio de gobierno, Millward Brown realizó un estudio justo después de la investidura de Mariano Rajoy. El indicador revela que el realismo ha vuelto a la opinión pública y las esperanzas atisbadas en índices anteriores se han disipado, lo que confirma que los ciudadanos consideran que la situación económica depende en gran parte de las decisiones o dinámicas que exceden a la capacidad del gobierno de España.
De todos modos, y en el lado positivo, ha mejorado la valoración de la situación económica de los hogares para retornar a sus niveles habituales desde julio y mejora la valoración del momento para hacer grandes compras. La media que se obtiene de una bolsa de 22 productos y servicios mantiene su tónica descendente, sin embargo.
Por su parte, los los resultados del Trust Barometer 2012 de la consultora Edelman, señalan que la confianza en las empresas, los gobiernos y las ONG´s ha disminuido de manera considerable en España, y sólo los medios de comunicación incrementan ligeramente los niveles de confianza en nuestro país. El nivel de confianza en los gobiernos ha caído en 27 puntos y las empresas han registrado un descenso significativo en el nivel de confianza, pasando del 53% al 32%. Asimismo el 69% de los encuestados afirman no confiar en que los líderes políticos digan la verdad, una tendencia que es generalizada en otros países de nuestro entorno, como Italia, Francia o Reino Unido. En cuanto al cumplimiento de las expectativas sociales por parte de los gobiernos, las mayores demandas por parte de los ciudadanos tienen que ver con “escuchar las necesidades e ideas de los ciudadanos” (53 puntos de diferencia), ejercer “prácticas transparentes y abiertas” (51 puntos de diferencia) y “gestionar de forma eficaz los asuntos financieros del país” (50 puntos de diferencia).
A pesar de la pérdida de confianza en los gobiernos, la sociedad exige una mayor regulación para generar una actitud y prácticas responsables por parte de las empresas.

Con respecto a las empresas, la pérdida de confianza en España es significativa y está en línea con otras economías maduras de nuestro entorno, como Alemania y Francia. Por sectores de actividad, las empresas relacionadas con tecnología lideran una vez más el ranking de los sectores en los que más confían los españoles (72%), seguido del sector de bebidas y alimentos (67%). El sector de bienes de consumo experimenta una fuerte subida en la generación de confianza, situándose en el tercer lugar de la lista, desplazando al sector de telecomunicaciones, que cae en la generación de confianza hasta un quinto puesto. Por el contrario, servicios financieros y banca mantienen su posición como los sectores que menos confianza generan en la sociedad, situándose en los dos últimos lugares de la lista respectivamente.

Con respecto a las fuentes de información, el estudio revela un fuerte aumento (7%) de la confianza en los medios sociales, situándose por encima de las fuentes de información corporativas, que disminuyen en 6 puntos. Los medios de información tradicionales continúan siendo las más fiables, aunque disminuye ligeramente su nivel de confianza. Lo mismo sucede con las fuentes online: son las segundas mejor valoradas pero registran un pequeño descenso en cuanto a nivel de confianza.