Advertisement

10 claves para posicionar una marca en redes sociales

Lanzarse al mundo digital es uno de los retos de la mayoría de las empresas en la actualidad, pero el entorno web y las plataformas presentan aspectos a los que hay que atender según el tipo de comunicación que se quiera establecer, los objetivos de la marca y el target al que va dirigido

Conocer las distintas redes sociales, su usabilidad y oportunidades, así como tener un enfoque óptimo de actuación sobre ellas es primordial para las empresas que se adentran en la digitalización y el mundo online. Es por ello que muchas marcas se adentran en el reto de lograr conciliar una mirada multiplataforma que ayude a su presupuesto y objetivos. El reto viene a la hora de hacerlo, pues a menudo resulta muy complejo porque las plataformas existentes son muy diversas y cada una de ellas dispone de una data específica.

Con el objetivo de trazar los pasos a seguir para posicionarse eficazmente en redes sociales, Tradelab ha detallado 10 pautas, teniendo en cuenta que es fundamental definir la intención de la marca en las redes como paso inicial y contemplar la especificidad de cada plataforma.

 

10 claves para posicionar eficazmente una marca en RRSS

  1. No olvides respetar las reglas básicas

Resulta necesario optimizar tanto el site –para desktop, mobile, tablet- como el recorrido que el usuario realiza en la web.

 

  1. Define la intención de la marca en las redes sociales

Las plataformas que presentan un reach y nivel de interacción más amplio son Facebook, Instagram, Snapchat, Twitter y Pinterest, por lo que estas redes serán idóneas para generar notoriedad y consideración de marca.

A la hora de generar ventas o leads, presentan gran granularidad de targeting y optimización los formatos que incitan a la conversión y medida precisa. Estos coinciden con los anteriores –Facebook, Instagram, Snapchat y Pinterest-, sumando Linkedin (LinkedIn) y Messenger y prescindiendo de Twitter.

 

  1. Dirigirse a la audiencia según la especificidad de la plataforma

Es necesario conocer qué target tiene mayor presencia en cada red social y para qué se usa cada una de ellas para elegir las adecuadas a nuestros objetivos y enfocar la comunicación para acertar con el mensaje.

  • Facebook: al igual que en Messenger o Whatsapp (WhatsApp), la gran red social recibe todo tipo de audiencias, personalizadas en un amplio abanico de intereses presentando gran posibilidad de retargeting
  • Instagram: la red que más crece en los últimos años posee una audiencia más joven –y femenina- que busca inspiración a través de influencers, marcas y famosos
  • Snapchat: aunque ha caído con la llegada de Instagram Stories, su público es de los más jóvenes y busca interactuar con sus amigos a través de filtros y mensajes audiovisuales de corta duración
  • Linkedin: supone la red social profesional por excelencia donde existe gran oportunidad para establecer comunicaciones B2B
  • Twitter: audiencia más especializada en nichos con mayor nivel social-económico que persigue la actualidad y busca eventos relacionados con su interés
  • Pinterest: destaca la audiencia femenina en edades más maduras que buscan, al igual que en Instagra, inspiración, pero enfocada a momentos clave y no al día a día (bodas, nacimientos, mudanzas,…).

 

  1. Nútrete con insights para enriquecer tu estrategia

Analiza la competencia para poder entender el tipo de contenido, los mensajes y las plataformas que usar, así como la audiencia con herramientas de insight de plataformas sociales y estudios públicos. 

 

  1. La data, según el target

Los datos son totalmente necesarios para conocer la audiencia, pero la masificación de estos hace que resulte complicado. Por ello, habrá que atender solo a aquellos que concluyan con el público objetivo de la marca. Tradelab apunta a capitalizar en las audiencias más cualificadas para favorecer la conversión, así como enriquecer las plataformas con audiencias nativas.

Crear audiencia ‘lookalike’ –grupo de miembros de redes sociales ensamblados algorítmicamente que se asemejan, de algún modo, a otro grupo de miembros- de las mejores audiencias, así como añadir fuentes de data externa para alcanzar un mayor performing también suponen un beneficio para posicionar marcas.

 

  1. Explorar para definir el presupuesto más adecuado

Analiza los resultados de la campaña para evaluar el potencial y observar cuáles han sido los costes de CMP y CPA. De este modo, se podrán anticipar algunos ajustes del presupuesto según la estacionalidad y la competencia.

 

  1. Adaptar la duración de la comunicación

Es importante tener presente un calendario de marketing, donde se especifiquen las fechas clave para lanzar las creatividades, así como pensar en las estrategias para eventos de temporada como el Black Friday, la Navidad o San Valentín.

Saber los momentos clave del negocio permite aumentar su presupuesto para lanzar nuevos productos, eventos, campañas televisivas, etc. Además, a través de campañas always on optimizadas se garantizarán las ventas continuas por la mejora del ROAS.

 

  1. Elegir los formatos correctos según los objetivos propuestos

Para mejorar el branding, se puede aumentar la notoriedad con un vídeo de tipo mobile first.

Habrá que tener especial consideración a la hora de generar interacciones con los usuarios, lo que se puede conseguir a través de la mejora de la experiencia o el storytelling.

En cuanto al performance, deberá centrarse en las ventas con formato redireccional, ser un call-to-action y utilizar anuncios dinámicos.

 

  1. Prepara el contenido

No tiene sentido tener un objetivo si no se adapta el mensaje al mismo, así como a la plataforma. El contenido en redes sociales suele ser más visual que en el resto de plataformas, por lo que los vídeos es un recurso que funciona bastante bien. Éste deberá ser corto, con acciones asiduas, para lograr mantener la atención del usuario.

En el caso de las visitas a un site, se deberá trabajar por un call-to-action impactante y directo.

 

  1. Medir bien los resultados

Aunque es uno de los principales retos del sector, la medición es imprescindible para conocer si las acciones funcionan o no. Habrá que atender a los píxeles correctos para medir el performance de social y otros canales (display, SEA) a través del trackeo del funnel de conversión.

Las nuevas tecnologías están permitiendo que cada vez sea más sencillo añadir a los análisis una medida incremental psicológica y de comportamiento, que ofrece datos sobre el recuerdo, la preferencia y la intención de compra, así como de la conversión y el ROAS.

 

Infografía elaborada por Tradelab que recoge 10 consejos para posicionar una marca en redes sociales | Fuente: Tradelab