Cambia de trabajo a la vuelta al trabajo

Los componentes de la agencia alicantina Imaginarte ha celebrado este año la vuelta de vacaciones experimentando una jornada en otro puesto de trabajo: de diseñador a zapatero, de redactor creativo a crítico gastronómico, de directora de estrategia a jardinera en un vivero… un “carrusel profesional” que ha puesto a prueba el nivel de adaptación de todo el equipo .

Un año más, la agencia alicantina Imaginarte abre en septiembre con una jornada de motivación, una sana tradición que practican desde hace años para recibir “de buen rollo” cada nueva temporada,  y tratar de contagiar su particular forma de entender el trabajo.

Y este año lo han hecho experimentando cómo es una jornada desempeñando funciones y trabajos muy distintos a los que habitualmente están acostumbrados… Bajo el lema "Worklovers", se han sometido a un “experimento empático” que tenía por objetivo poner a prueba la “capacidad mutante laboral” cambiando los habituales briefings, sesiones de creatividad y los Macs por labores tan dispares como las de pastor, las de locutor de radio o crítico gastronómico.

Para dejar constancia del experimento, cada uno de los participantes ha rellenado una cartilla especial en la cual consignaba los aspectos más interesantes de su “trabajo por un día”, distinguiendo qué habilidades de las aprendidas podrían llegar a aplicarse en su trabajo en la agencia. Entre los testimonios recogidos a posteriori está el de Germán Gisbert, que ha cambiado su labor como diseñador para pasar unas horas ejerciendo de aparador de zapatos: “Al principio es un shock enfrentarte a un trabajo de naturaleza más mecánica que el tuyo, una tarea que demanda más de ti físicamente. Pero más allá de esas molestias, aprendes a que cada profesión tiene sus pequeñas satisfacciones”.

Por su parte, Lucía de la Vega ha dejado su puesto como directora de estrategia para convertirse en trabajadora de un vivero, apunta que “durante esta jornada he confirmado que también esta profesión, como muchas otras, tiene trabajos "invisibles", tareas más difíciles de apreciar o valorar por el público y que son determinantes para el éxito. Mi valoración es claramente positiva, saber trabajar en equipo y ponerle ganas, facilita mucho la adaptación a nuevos entornos laborales".

Todo lo sucedido durante la jornada “Worklovers”, se ha podido seguir en redes sociales y formará parte de un mini-documental rodado in situ en cada uno de los nuevos puestos de trabajo, que la agencia difundirá en breve.