Wildix cancela las cenas de navidad para ayudar a Ucrania

La compañía ha recaudado 50.000€ para apoyar a las personas que están sufriendo el conflicto actual durante esta época navideña

Wildix anuncia que este año se cancelarán todas las cenas de navidad en todas sus filiales para ayudar a los ucranianos. Esta acción supone un ahorro de 50.000€, los cuales se destinarán al Centro cultural ucraniano ubicado en Estonia.

El CCU ayuda a distribuir dinero a tres organizaciones que trabajan en Ucrania. La primera ayuda a los militares a distribuir ropa de abrigo y material médico a las tropas en Ucrania. La segunda, por su parte, se centra en los niños que han perdido a uno o ambos progenitores durante la guerra. Finalmente, la tercera proporciona suministros médicos a hospitales que van desde Odesa hasta Mykolaiv.

“Las navidades son una época de felicidad y de dar a los demás,” comenta Dimitri Osler, fundador y CTO de Wildix. “Sin embargo, para muchos en Ucrania, es una épica de terror. Internamente, no nos parecía apropiado celebrar la navidad cuando mucha gente que conocemos y amamos está siendo atacada. Al donar este dinero que íbamos a gastar en celebraciones navideñas podremos ayudar a aliviar un poco la presión bajo la que vivirán muchos ucranianos este invierno, y ayudarles a mantener la esperanza”, añade.

El Centro cultural ucraniano ha proporcionado prótesis y cirugías a personas con dificultados y necesidades específicas en el pasado, incluyendo a aquellas personas que sufrieron durante el Euromaidán en 2014. También ha optado por ayudar a discapacitados o a las familias de aquellos que han muerto en el conflicto actual.

“Estamos orgullosos del apoyo que estamos ofreciendo,” afirma Steve Osler, fundador y CEO de Wildix. Y añade que “la agresión rusa es algo que condenamos enérgicamente en el pasado y continuamos haciéndolo, y este dinero ayudará a las personas del país a conseguir comida, ropa, cuidados y calor en estas fechas”.

La atención a Ucrania no es nada nuevo para Wildix. Su centro de desarrollo e investigación abrió sus puertas en 2007, y lleva presente en Odesa desde entonces. Durante el despliegue militar inicial y la invasión, Wildix se aseguró de que los ucranianos que quisieran abandonar el país pudieran hacerlo y les apoyó durante todo el proceso. Muchos viven ahora por toda Europa.

“Wildix se centra ante todo en las personas. Con esta donación, estamos ayudando a la gente de Ucrania a crear un mejor futuro y asegurar también el futuro de sus hijos. En esta época del año, todos pensamos cómo podemos aportar y mejorar este mundo y me complace que hayamos realizado este pequeño sacrificio para ayudar a los demás”, explica Roberta Terranova, global HR manager de Wildix.