Crecen las esperanzas económicas en Europa

Según Gfk, la mayoría de países europeos ven cerca el final de la crisis, aunque no por ello aumentan el gasto ni crecen las expectativas de ingresos

La zona euro sigue en recesión, pero en comparación con el último trimestre de 2012 la situación económica ha mejorado ligeramente; lo suficiente como para que crezcan las esperanzas en Europa de una recuperación a medio plazo. Esta sensación ya se percibe entre los consumidores de Alemania, Italia, Austria, Bulgaria y Reino Unido quienes creen, según el estudio de GfK Clima de Consumo en Europa, que la crisis financiera llegará a su fin a medio plazo.

Italia es junto con Alemania el país donde el indicador de expectativas económicas se sitúa en valores positivos. Otros países como Reino Unido o España también se encuentran más esperanzados que en meses anteriores. Por el contrario, Francia, Grecia y Portugal muestran los valores más sombríos de toda la región analizada.

En el caso de España, los consumidores están cultivando la esperanza de que la economía se esté recuperando, y los esfuerzos rigurosos para ahorrar finalmente están repercutiendo en unos efectos duraderos. El indicador se encuentra actualmente en -24 puntos, que es el valor más alto desde febrero de 2012; un dato que quizá se ve influenciado porque el conjunto de España prevé que una buena temporada turística ayudará al país a abrirse camino para alejarse un poco más de la recesión económica.

Ahora bien, si hablamos de expectativas de ingresos, no se aprecian mejoras importantes a la vista. Es más, en la mayoría de los países, las expectativas de ingresos de los consumidores, aunque se han estabilizado, mantienen un nivel bajo. Asimismo, la disposición a comprar se mantiene y en la mayoría de los países europeos, los ciudadanos se ven obligados todavía a ejercer un estricto control de su dinero y presupuesto, siendo los alemanes, austriacos y búlgaros los más dispuestos a gastar.