Superado el primer trámite de la ley de financiación de RTVE

El proyecto de ley que establece la eliminación de la publicidad en la Corporación de Radio Televisión Española ya ha superado el primer trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados, donde encontró el respaldo de CIU y la abstención del Partido Popular. Éste último propone que sea la SGAE quien financie la televisión pública.

El proyecto de Ley de financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE) ha superado su primer trámite parlamentario tras el rechazo en el pleno del Congreso de las cuatro enmiendas a la totalidad presentadas por PNV, ERC-IU-ICV, BNG y UPyD.

El siguiente paso será el estudio de la citada medida en el seno de la Comisión Constitucional, algo que se producirá el próximo día 16 de julio, y posiblemente pueda verse en el Senado el 27 o 28 de julio. El PSOE y CiU han sido las encargadas de rechazar las mencionadas enmiendas por 173 votos en contra, mientras que el PP se ha abstenido.
 
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha pedido a los grupos que “arrimen el hombro” para “mejorar lo que haya que mejorar de la ley”. A su vez ha recordado que todos los que salen ganando con la medida, operadores, concesionarios y prestadores, participen en la financiación y ha señalado que el Gobierno no ha querido esperar a que la situación desemboque en una nueva crisis financiera para RTVE.
 
Que lo pague la SGAE
El Grupo Parlamentario Popular propone que sean las entidades de gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual (como SGAE, DAMA, AIE o AGEDI) las que contribuyan a sufragar los gastos de la televisión estatal.
 
Estas entidades cederían al ente público el 50% de los derechos recaudados y cuyos titulares no hayan sido identificados en el plazo de cinco años. Para los populares, este sistema beneficiaría tanto a las entidades de gestión de derechos como a la propia corporación. La medida ayudaría a la televisión pública a producir y emitir obras audiovisuales españolas. A su vez, esto generaría nuevos derechos de propiedad intelectual, con lo que se inyectará financiación a la industria cultural.
 
De esta forma, las empresas de telecomunicaciones quedarían exentas de pagar la tasa del 0,9% de los ingresos anuales y se reducirían las aportaciones de las privadas y las de pago, pasando del 3% al 2% en el caso de las privadas, y del 1,5% al 1% para las de pago. Asimismo, el PP propone destinar a RTVE el 100% de la tasa por la utilización del espacio radioeléctrico, que el proyecto de ley fijaba al 80%.