Facebook cobrará a los particulares que quieran potenciar sus mensajes en la red social

Lanza un servicio de pago para los usuarios particulares que quieran aumentar la cobertura y alcnce de sus mensajes entre la audiencia de la plataforma. Por siete dólares dará prioridad a los comentarios que realicen los usuarios adscritos al servicio sobre otros.

Facebook continúa en su estrategia comercial tratando de monetizar al máximo los casi 1.000 millones de ususarios que tiene a nivel global, prioridad desde que la compañía saliese a bolsa hace unos meses. En esta ocasión ha anunciado la puesta en marcha de un servicio dirigido a aquellos usuarios particulares (no empresas) que estén interesados en potenciar y ampliar la cobertura y alcance de sus comentarios. la clave está en no superar lso 5.000 amigos y en pagar siete dólares por post o comentario, logrando así la preferencia frente a las publicaciones que realicen otros usuarios de la red social. es decir, que este sistema permite una mayor visibilidad de determinados comentarios en la red previo pago, pero sin necesidad de que una empresa o marca provada esté detrás del perfil.

Según el anuncio de la red social será práctico para aquellos que quieran "hacerse eco de una venta, denunciar la pérdida de una mascota o comunicar un hecho importante de su vida". El propio servicio indica que lo habitual es que un mensaje en la biografía lo vean entre el 12% y el 16% de los contactos. El hecho de pagar le servirá al cliente para aparecer en la página de un mayor número de contactos con su última novedad.

Esta misma semana, según recoje Elpais.com, un portavoz de la compañía reconocía que los clics ya no eran la forma más adecuada de medir el impacto de la publicidad, sino que lo importante era la influencia. Y en esta línea parece que camina esta nueva medida comercial anunciada, que echa más leña al fuego del debate sobre dónde están los limites para rentabilizar acciones en Facebook, dado que a medida que salen nuevas fórmulas comerciales el usuario final resulta el más perjudicado o molesto.