La plataforma mercado47 acerca Madrid a los consumidores a golpe de click

Nace un proyecto fruto de la colaboración público-privada entre el Ayuntamiento madrileño y una firma de plataformas e-Commerce para apoyar y dinamizar el negocio local

Tras un análisis de las demandas de los consumidores y las necesidades del comercio local, el Ayuntamiento de Madrid ha presentado mercado47.com, una plataforma virtual que nació en el mes de marzo, y que se presentó a los comerciantes de los 46 mercados municipales, como proyecto piloto para dotar a comercios, autónomos y pymes de la capital de una herramienta de promoción y venta de sus productos y servicios. A través de un único espacio común.  Es decir, igual que los puestos se agregan en un mercado para potenciar sus negocios, en mercado47 se agregan todos los comerciantes individualmente para así aumentar su competitividad. 

Hasta ahora, según han manifestado Concha Díaz de Villegas, directora de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento, y el director general de Hermeneus World, Eduardo Elorriaga, la dificultad de los comerciantes para no estar modernizando el mercado tenía que ver con los costes asociados al desarrollo y mantenimiento de una página web, así como por los pagos a servidores o por tener que volver a invertir en una web si la que tenían había quedado desfasada. Sin embargo, con este proyecto, el Ayuntamiento quiere potenciar que cada comercio madrileño pueda crear su propia web y tienda online y agregar su oferta de productos y servicios a la del resto de establecimientos de la capital en un único marketplace. 

Desde que se presentó el proyecto en el mes de marzo, ya se han unido casi un centenar de comerciantes, y están disponibles más de 3000 referencias entre productos y servicios. La principal característica de la que ya están disfrutando es que la oferta completa del comercio madrileño está disponible en un único espacio común, en el que los consumidores pueden adquirir sus productos mediante un sistema de venta directa y sin intermediaros, lo que posibilita al vendedor mantener intactos sus márgenes y abrirse a nuevos consumidores. Otra de las ventajas de la plataforma es que por 200 euros anuales (hasta llegar a los 100 primeros comerciantes se mantiene una oferta de 100euros al año), se puede promocionar y vender en internet sin necesidad de contratar un programador. La plataforma cuenta también con un sistema de configuración logística que se adapta a las particularidades de cada comercio, al tiempo que asume requisitos imprescindibles en una plataforma de e-Commerce como que el diseño esté adaptado a dispositivos móviles, el posicionamiento en buscadores, un sistema de pago múltiple, o gestión de pedidos.  En lo que respecta al pago, BBVA se encarga de que los comercios tengan su propia pasarela de pagos segura  para garantizar la máxima seguridad en las transacciones.