Aprobado el informe de la reforma de la Ley Electoral

ANEIMO considera que la ley limita la libertad de información de la sociedad y discrima los medios españoles

Según la Asociación Nacional de Empresas de Investigación de Mercados y Opinión Pública (ANEIMO), la limitación a publicar encuestas durante los cinco últimos días de campaña electoral (impuesta por la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados), es obsoleta y limita la libertad de información de los ciudadanos y supone una discriminación hacia ellos y hacia los propios medios de comunicación españoles, algo que según la Asociación no tiene sentido en un mundo global ya que en otros países no está limitada la difusión de resultados. Como referencia, actualmente en la mayoría de países de nuestro entorno político la limitación temporal no es tan extensa, o incluso no existe limitación temporal para la publicación de encuestas electorales (Alemania, EEUU, Francia, Reino Unido, Holanda…entre otros países). Además, la actual Ley Electoral y el informe de reforma aprobado recientemente, según ANEIMO, no sólo limita la libertad de información del ciudadano, sino que supone una discriminación de la parte mayoritaria de la ciudadanía, ya que la ley, paradojicamente, no prohibe la realización de sondeos electorales durante este periodo (y por lo tanto sus resultados son accesibles a un segmento de ciudadanos privilegiados, partidos políticos, grandes corporaciones etc.
Esta denuncia se lleva realizando por parte de ANEIMO desde que está sobre la mesa la Propuesta de Modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General 5/1985. Así se expresó directamente el 13 de noviembre de 2008 a la Comisión Constitucional del Congreso. ANEIMO no ha recibido razonamiento alguno sobre esta decisión, ni se ha aceptado la comparecencia que solicitó. Asimismo, sorprende esta decisión cuando el Consejo de Estado presentó un informe al Gobierno en marzo de 2009 en que explicaba que la prohibición de publicar encuestas los cinco días anteriores a las votaciones era “inconsistente”. Dicho informe contaba con el apoyo de la mayor parte de grupos políticos.
Si las modificaciones propuestas en el informe de la subcomisión prosperan en el Parlamento en los próximos meses, la reforma de ley podría ser aprobada próximamente.