Se acelera la transformación digital de la banca española

La era de la banca digital’ requerirá de una profunda transformación interna de los bancos tradicionales para adaptarse al nuevo panorama competitivo que se está redefiniendo

El ecosistema digital ha impacto de manera profunda en el sector financiero en España. La transformación de las entidades hacia una banca más digital ya es un hecho y 2016 será el año de consolidación de una estrategia más digital y omnicanal. Junto con la restauración de la reputación y confianza perdida en los últimos años, el cliente es la prioridad estratégica número uno de los bancos. De ahí que la hoja de ruta de las entidades financieras pase por transformar los procesos de negocio y la operativa interna, y revisar los modelos comerciales y los canales de distribución con la experiencia de cliente por bandera.

Según el estudio sobre televisión conectada de IAB Spain, los usuarios de TVC usan su televisor para nuevos hábitos como hacer gestiones bancarias (18%); pero es que además, según el VII Estudio Anual de Mobile Marketing, ya son siete de cada diez usuarios los que usan la banca mobile todos los meses. Estos cambios están provocando que los actores tradicionales del sector bancario estén desarrollando estrategias innovadoras de transformación digital, en el ámbito del modelo de relación con el cliente, los canales, las plataformas, la organización y el capital humano. De igual modo, la banca está desarrollando alianzas colaborativas y abiertas con las empresas tecnológicas y startups, y creando fondos venture capital para invertir en FinTech.

En España en 2015, según fuentes públicas, con datos referidos al agregado de todos los países en los que operan, Grupo Santander reporta 15 millones de clientes digitales, de los que 1,9 millones son de España, y 5,5 millones de banca móvil, clientes digitales que suponen un 12,8% del total de sus clientes y que representan un crecimiento clientes digitales del 33%. Por su parte, el Grupo BBVA reporta 13,5 millones de clientes digitales, siete millones de banca móvil y un crecimiento de clientes digitales del 21% y móviles del 59%. CaixaBank reporta 4,2 millones de clientes digitales y 2,6 millones de banca móvil; Sabadell reporta 2,2 millones de clientes digitales y 900.000 de banca móvil, y Bankia reporta 1,12 millones de clientes digitales y 762.000 de banca móvil. Atendiendo a estos datos, se espera que en 2016, y teniendo en cuenta el contexto financiero actual, los bancos no den la espalda a este escenario digital, cambiante, competitivo y lleno de oportunidades.

El camino al éxito pasa por un nuevo modelo tecnológico basado en agilidad, dinamismo, digitalización y un enfoque cliente céntrico y centrado en la vinculación del cliente por medio de la creación de ecosistemas digitales alineados con sus necesidades y su contexto de interacción.