Matchpoint y Mediasapiens lanzan la campaña contra las falsificaciones

Ambas agencias independientes se han encargado de gestionar la creatividad (Matchpoint) y la planificación y compra de medios (Mediasapiens) de la campaña de publicidad institucional de la Oficina Española de Patentes y Marcas O.A. para la concienciación y sensibilización sobre las falsificaciones de bienes y mercancías y sus consecuencias sociales y económicas

La falsificación es un negocio mundial ilícito que abarca numerosos países y está organizado por redes delictivas transfronterizas, provocando pérdidas en la UE por valor de 83.000 millones de euros, de los que 8.800 corresponden a España, que así se convierte en el segundo país por pérdidas totales de ventas y el tercero por pérdidas de empleos. Por otra parte, los productos falsificados pueden constituir un grave riesgo para la salud y la seguridad de sus usuarios. Para hacer frente a esos delitos y los riesgos que ocasiona, es cada vez más necesario actuar tanto a nivel local como a nivel internacional, colaborando y velando por estructurar de manera apropiada la legislación interna de los distintos países implicados.

Los consumidores tienen la responsabilidad de ejercer su influencia eligiendo los productos que compran. Si bien es cierto que muchas veces no pueden saber si los productos son falsos o adulterados, como en el caso de los medicamentos que contienen productos peligrosos, deberían abstenerse de adquirir un producto evidentemente falsificado. Las redes de falsificación podrán seguir funcionando -y seguirán haciéndolo- mientras los clientes apoyen esa forma de comercio ilegal.

Por ello la campaña tiene un ámbito nacional y está dirigida fundamentalmente para llegar eficazmente a toda la población en general, aunque también se buscara llegar con mensajes específicos a los consumidores y, con mayor motivo, en esta época navideña de altos niveles de compras. Con un presupuesto de licitación para este contrato que asciende al 520.000 euros, se utilizara un mix de medios integral basado en televisión, exterior e internet, principalmente.

La idea central de la campaña pasa por el lema central “Diciendo no a las falsificaciones, ganamos todos”. El principal objetivo de la campaña ideada por Matchpoint es sensibilizar a la opinión pública acerca de las consecuencias negativas que tiene la compra de imitaciones sobre la economía, el empleo, la innovación, y el riesgo para la salud y la seguridad del usuario que conllevan estas compras. Para ello la agencia ha plasmado la idea central de la campaña en un claim: «Los peores descuentos del mundo, pierdetelos» y en una serie de piezas gráficas y audiovisuales que muestran productos de los sectores económicos más afectados por las falsificaciones (prendas de vestir, cosméticos y teléfonos inteligentes). También indican el impacto cuantitativo que supone la compra de productos falsificados, con datos sobre pérdidas de empleo, ingresos y, especialmente, la pérdida de derechos a la que sin pensarlo se someten los consumidores que los adquieren.

 

Para lograr el mayor número de impactos en los consumidores, la campaña se difundirá en un abanico de soportes multicanal: Prensa digital, pantallas de centros comerciales, y elementos de mobiliario urbano situados en los lugares más concurridos y céntricos de las ciudades. Además de las gráficas la campaña incluye un spot de 20’’ que será emitido en televisiones de ámbito nacional y autonómico. Las piezas multimedia se insertarán también en las redes sociales del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Todo monitorizado bajo el hastag #lospeoresdescuentos.

En el área de medios se cuenta con la involucración del equipo directivo de Mediasapiens, la campaña tendrá como máximo responsable a la directora de servicios al cliente de la agencia, Elena Monteagudo, que gestionara un equipo multidisciplinar integrado formado por Susana Ranz, Rafael García y Luis Miguel Hernandez, en la parte de Cuentas; Rafael Saiz y Gabriel Parra, en el área digital de hop180; y Sandra Dolz, en el área de Operaciones, que se encargaran de coordinar y gestionar la estrategia de medios aprobada por el cliente para la puesta en marcha de la campaña.

En opinión de su CEO, Guillermo Hernández, “es tremendamente necesario sensibilizar a la opinión pública con estas campañas sobre las consecuencias negativas en la economía, el empleo y la innovación que entrañan los productos falsificados, así como su riesgo para la salud y la seguridad de sus usuarios que, en muchos casos, desconocemos”.

 

 

Desde el Ministerio recalcan la importancia que tiene combatir la producción y consumo de falsificaciones en España, una actividad que genera pérdidas en ventas por valor de más de 6.700 millonesde euros anuales. “La protección de la propiedad industrial es una prioridad para el Gobierno y, por eso, desde hace año y medio hemos reforzado las actuaciones orientadas a luchar contra la falsificación y, por tanto, a la vulneración de los derechos de los titulares de marcas y de diseños. Hemos puesto este desafío en la agenda política y pública, para implicar al mayor número de actores en la lucha contra las falsificaciones”, destacó durante la presentación de la campaña la ministra en funciones, Reyes Maroto.