#DeathValleyChallenge de DaleCandELA y Biggers traspasa fronteras

Tras la campaña que cubrió el #DeathValleyChallenge de Jaime Lafita -que consiguió recaudar más de 200.000€-, las cifras de retorno se sitúan en niveles históricos para la agencia Biggers 

La campaña que cubrió la hazaña deportiva del español Jaime Lafita, afectado de ELA y fundador de la asociación DelacandELA, ha obtenido un impacto en medios de más de 250 millones de personas a nivel mundial; un alcance de más de 4 millones de personas en redes sociales y un PR Media Value total de más de 8 millones de euros, tanto en medios nacionales como internacionales. Además de este retorno publicitario, el deportista ha recaudado más de 200.000€ para la causa. 

La campaña de la agencia Biggers alcanzó una audiencia acumulada de más de 19.7 millones de personas en España y 231.8 millones en Estados Unidos. Las redes sociales de DaleCandELA vieron un aumento significativo en la interacción, alcanzando a 103.000 usuarios y generando 144 impactos en medios de comunicación de alta audiencia. Celebridades como Penélope Cruz, Miguel Bosé, Carlos Sainz, Boris Izaguirre o Alex Corretja, entre otros, contribuyeron difundiendo el mensaje de manera orgánica.

Así han sido las cifras de #DeathValleyChallenge, una acción de RR.PP. realizada por la agencia de comunicación española Biggers. El reto deportivo se dio a través de unos de los lugares más cálidos e inhóspitos del planeta, el Death Valle de Estados Unidos. Allí se propuso alcanzar un ‘Valle de esperanza’, simbolizando con esta metáfora el duro camino que recorren los pacientes de ELA.

Jaime Lafita, explica: “En argot científico, el valle de la muerte es la expresión empleada para calificar el estado de proyectos de investigación paralizados en laboratorio antes de alcanzar su objetivo final. En este valle nos encontramos anclados toda la comunidad de enfermos de ELA. Y es que la ELA no es una enfermedad sin cura, es una enfermedad sin fondos”.

#DeathValleyChallenge no solo ha recaudado fondos, sino que también ha aumentado la presión para la entrada en vigor de la Ley ELA. Esta ley, actualmente estancada, es crucial para garantizar una atención integral a los afectados por ELA. La campaña ha demostrado cómo una acción táctica, respaldada por una estrategia de comunicación eficaz, puede movilizar a la sociedad y generar cambios significativos.