Campofrío utiliza el diario Marca para dar presión a los hombres

Tras la realización de un estudio que concluye que debería haber un cambio en la forma de dirigirse a la mujer por parte de la sociedad

Portada y contraportada del diario Marca se han convertido en una llamada de atención a los hombres (los lectores del diario deportivo son mayoría masculinos) sobre la presión social a que se someten las mujeres por conseguir apariencia e imagen. Si ponerse en la piel de una mujer es de lo que se trata, titulares como Glúteos: ¡¡Fuera Flacidez!! o Shorts más cortos. ¡Atrévete, no seas nenaza! han provocado desconcierto y risas por igual. Además, tampoco han faltado recetas de picoteo para asistir a una jornada de Champions o consejos de decoración para ver un partido de fútbol con los amigos. Por su parte, en la contraportada, se ofrece contenido en la línea: Ponte cañón en 21 días o la Carta del Lector que se queja de la falta de glamour en el fútbol.

La acción se desarrolló ayer y próximamente se dará a conocer una aplicación disponible en la comunidad de Mujeres Apañadas en Facebook (www.facebook.com/mujeresapanadas), donde se podrá realizar una propia portada de Marca intervenida “a lo revista femenina”, y en Twitter se lanzará el #MarcaHechoPorMujeres  (www.twitter.com/campofrio_es).

Esta campaña, realizada para Pavofrío por McCann con el lema “Alimentando otro modelo de mujer”, es fruto del estudio “La presión social por la imagen perfecta”, realizado por Grupo 1 Investigación para Campofrío, que revela que las mujeres se sienten más presionadas socialmente que los hombres por la necesidad de mantener un aspecto físico y una imagen perfectos.

La encuesta revela que la sociedad en general es la responsable de esta presión, seguida de la publicidad –especialmente para los adultos de 35-50 años-, las marcas de moda –especialmente para los jóvenes de 18 a 34 años-, las revistas femeninas y las marcas de cosméticos-. Como dato curioso, la mayoría de los encuestados considera que debería haber un cambio en la forma de dirigirse a la mujer por parte de los diferentes sectores sociales.

Además, según el estudio, los españoles no han abandonado el tópico del machismo. Hombres y mujeres coinciden en que el hombre sigue siendo más machista que la mujer.