La Fallera y la paella premium cocinada al son de la música

Una melodía compuesta ad hoc, un maestro paellero y la Banda Primitiva de Lliria se unen para cocinar en directo la primera paella hecha con música.

Decir que la paella es un icono de la cultura del levante español es algo obvio. Y hacer mención a la calidad de los arroces de la región también. Por eso no nos extraña que una marca local (e internacional, al mismo tiempo) como Arroz La Fallera haya reunido algunos de los elementos más representativos de la cultura valenciana en un hito histórico. Fuego, paella y música se darán cita el próximo 29 de noviembre en el teatro de la Banda Primitiva de Lliria para cocinar la primera paella hecha con música.

Y es que la marca está detrás de #PaellaAMúsica, un evento único e irrepetible para el que el compositor Joan Cerveró ha compuesto una melodía ad hoc que será interpretada por la Banda Primitiva de Lliria y cuyas notas darán la intensidad necesaria al fuego con el que Rafa Margós cocinará una tradicional paella valenciana. Como mandan los cánones y al calor del fuego.

Los músicos que intervienen son los habituales en las bandas: clarinetes, saxofones, trompetas, metales, etc. y mucha, mucha percusión, además de efectos sonoros e instrumentos no habituales que serán tocados por los mismos músicos quienes "harán sonar también el fuego, el arroz y la paella utilizado aquí como un instrumento sonoro", declaran desde la marca. Los ensayos comenzaron en septiembre y se llevarán a cabo hasta el día antes de la actuación con el ensayo general. Este largo periodo de preparación incluye no sólo las obras tradicionales de música valenciana y zarzuela que se interpretarán en el concierto sino también las partituras no tradicionales y acciones performativas que la Banda Primitiva de Lliria va a realizar por primera vez en su historia. "No sólo es música sino creación in situ. En él se mezclan tradición y modernidad", inciden desde el área de marketing del anunciante. En realidad #PaellaAMusica es una iniciativa liderada por La Fallera que forma parte de una serie de acciones implementadas por la firma arrocera de Silla como respuesta a su compromiso con las tradiciones populares arroceras y la cultura valenciana.

De las 18 composiciones que se interpretarán en este concierto una parte son de autores clásicos, tanto de música valenciana como de zarzuela, en lo que será un pequeño homenaje a las tradiciones y a la música para banda. Las otras obras que se interpretarán son todas composiciones originales de Joan Cerveró escritas para este singular evento hasta completar la duración total aproximada del concierto (de la realización de la paella) que será de 1 hora, 20 minutos.

Para este evento la Banda contará con 100 músicos aproximadamente, que serán los encargados de "provocar el fuego que cocine la paella". Además de un evento innovador e inusual se trata de un record planetario, puesto que es la primera experiencia de estas características que realiza una banda de música en el mundo.
Los músicos interpretarán en directo la composición musical creada por Cerveró y las ondas sonoras pasarán a través de un serpentín confeccionado para la ocasión, avivando o disminuyendo el fuego según se necesite en cada paso de la elaboración de la paella.

 

 

El serpentín se basa en el principio científico ilustrado por el tubo de Rubens. Un dispositivo que permite la visualización de ondas sonoras. Consiste en un tubo que se llena de gas inflamable. En uno de los extremos del tubo se coloca una membrana y la entrada de gas. Sobre el tubo se realizan una serie de pequeños orificios que permiten la salida del gas. Próximo a la membrana se coloca un altavoz alimentado por un amplificador que será el responsable de hacerla vibrar para crear una onda de sonido que recorra el tubo. Prendiendo el gas a su salida por los orificios, en las zonas donde la amplitud de onda sonora sea mayor, la presión aumenta, y eso produce que la llama en ese punto sea más alta, por el contrario en las zonas donde la presión es menor la llama será más baja. De esta forma podemos visualizar de manera muy espectacular y llamativa las ondas sonoras que se propagan en el interior del tubo.  

El serpentín de Rubens mide dos metros sesenta centímetros de largo, un metro veinte centímetros de ancho y un metro de altura. Materiales: barra de hierro para la estructura de soporte (patas), tubo de hierro para los Tubos de Rubens, la instalación del gas está fabricada en tubería de cobre, los soportes de los altavoces y las membranas están fabricados artesanalmente con piezas de hierro. Por último la pieza está acabada con pintura resistente a altas temperaturas. La idea, creatividad y dirección de la campaña es obra de la agencia La Mujer del Presidente. No obstante el estudio Espada & Santacruz y la agencia Engloba también participan en el proyecto ayudando en su difusión.