Claves para optimizar un blog en la era de las redes sociales ¿Por qué me debería preocupar del SMO?

por Elena Rodríguez

Si de algo no hay duda actualmente es que la web hoy en día es social y ninguna web o blog que no incluya eso en su ADN podrá sacarle partido a este gran mercado que es Internet. Nuestra dieta de información como usuarios ha pasado de tener un solo punto de información como antes era  prácticamente Google a millones de “buscadores”, compuestos por la redes de amigos y contactos de cada uno de sus usuarios, que le acercan la información vía recomendaciones y redes sociales.

En este contexto, el posicionamiento web tiene que incluir obligatoriamente un plan para que tu contenido sea compartido de una manera sencilla y atractiva. La optimización social (Social Media Optimización- en adelante SMO) es el proceso  por el que se consigue que el contenido presente en páginas y blogs sea fácilmente compartible entre los usuarios, principalmente a través de las redes sociales.

Debido a  la multiplicidad de soportes y de dispositivos a los que la gente accede hoy en día a los contenidos de Internet, el modelo ha pasado de: "Hay que tener tanto tráfico en nuestro sitio web como sea posible" al más pragmático: "Hay que conseguir que el mayor número posible de personas vea nuestro contenido”.

Esto implica tres cambios fundamentales en la filosofía del marketing online: el paso de web como una finalidad en si misma a contenido (y por tanto, a mensaje); se habla de personas y no de tráfico; y la página web de una empresa pasa a ser la web en general.

Eso no significa que se deba olvidar de las acciones para atraer la gente a nuestra propia página web a través de una correcta optimización de nuestra página o blog, sino que además es muy recomendable ayudar a los usuarios a ver el contenido a través de aplicaciones, widgets, redes sociales y otros puntos de entrada, lo que nos ayudará a situarnos en la mente de nuestro público objetivo y a trabajar en nuestra marca en un medio/largo plazo.

¿Por qué me debería preocupar del SMO?
Las redes sociales están impulsando una creciente cantidad de tráfico hacia cada vez más páginas webs. Aunque los datos de tráfico directo son aún bajos (entre un 2 y un 4%), según los estudios de la consultora Foresee aproximadamente un 18% del tráfico que llega a las webs hoy en día está influido por lo visto en redes sociales, aunque luego accedan  a la página buscando el nombre en Google o escribiéndolo directamente en el navegador.  

El SMO puede llevar más tráfico a tu sitio, pero sobre todo puede establecer relaciones con amigos que consumen tu contenido y a su vez, animan a sus amigos para que consuman tu contenido. Si llegas a una persona, sus amigos son estadísticamente más propensos a estar interesados en lo mismo, por lo que es probable que estés llegando a un público receptivo.

Además, el SMO  ayuda al posicionamiento en buscadores, ya que los buscadores como Google y Bing tienen en cuenta los enlaces sociales. Una página optimizada para las redes sociales es una página que piensa en sus usuarios y eso es algo que los buscadores valoran cada vez más.

Estrategias principales del SMO
Hay 4 estrategias generales que hay que tener en cuenta a la hora de optimizar tu web:

1. Facilita que tu contenido sea compartido: antes de la generalización de las redes sociales la única opción para expandir el alcance de tu contenido era esperar hasta alguien pusiera un  link a tu blog o página web en su propio sitio web, o como mucho hacer una campaña de relaciones públicas para conseguirlo. Ahora, gracias de las redes sociales, compartir es mucho más fácil y cada usuario se ha convertido en generador de contenido y en filtrador del mismo para  sus contactos (el famoso curator).

Para facilitar que tu contenido sea compartido, hay tres primeros pasos básicos: construir urls amigables y semánticas, que tengan significado para el usuario; etiquetar los contenidos, para que te encuentren (etiqueta todo tu contenido con palabras clave relevantes para que sea fácil de encontrar; e incluir opciones de “compartir” en todos los elementos de tu página y blog.Hay multitud de plugins que pueden facilitar esta tarea. Piensa qué redes son las más comunes entre tu público objetivo, no es posible ponerlas todas.

2. Recompensa el compromiso de los visitantes: una vez que has conseguido que los usuarios se interesen por su contenido, tu objetivo es mantener su atención. Por una parte, asegúrate que “quedan bien” con sus amigos a los que han recomendado tu contenido, por ejemplo garantizando que tu página tarde poco en cargarse (a Google esto le interesará también).

También es indispensable para que el visitante se sienta parte de la página que pueda ser partícipe de la creación: crea un sistema de comentarios atractivo y útil, que no ponga difícil la participación.

Si quieres usar un método de prevención de spam, como capchas, intenta que sean realmente usables. ¿Por qué no incluir una pequeña suma en lugar de caracteres difíciles de leer?

Por otra parte, preocúpate de sus intereses: si reacciona ante imágenes o videos, intenta darle contenido en esta línea. Una buena táctica en este sentido es investigar las búsquedas que se están haciendo en tu buscador interno y crear ese contenido. ¡Utiliza el análisis de palabras clave como investigación de mercados!

3. Comparte contenido de forma proactiva: además de crear presencias sociales para tu marca y compartir ahí todo tu contenido nuevo, es importante que vincules claramente esta información de vuelta con tu página.

Puedes utilizar OpenGraph, para proporcionar cualquier tipo de información sobre nuestro blog/página web, entre otros: el tipo de la página, datos de geolocalización (país, ciudad, incluso las coordenadas geográficas), datos de contacto (email, fax, teléfono), etc.

4. Crea una identidad digital consistente: es importante que crees una red de conexiones entre tus redes sociales. Para realizar eso lo recomendable es marcar los enlaces a las redes sociales con el microformato rel="me" en el código fuente de nuestro sitio web. De esta manera la información sobre nuestra presencia en las redes sociales estará disponible para el API de gráficos sociales de Google.

Para mantener una imagen consistente, es aconsejable registrar de inicio el nombre de la marca en todas las redes sociales que nos parezcan interesantes, para así tener un mismo nombre en todos. Se pueden utilizar para ello servicios como http://namechk.com/ También aconsejamos utilizar servicios como Gravatar, para garantizar que tu imagen es consistente cada vez que comentas en un blog.

Si no te lo mereces, no funcionas
Esperemos que estos trucos te sean de utilidad. Sin embargo,  es necesario partir de una premisa: no sirve de nada optimizar una página que nadie quiera compartir. Para que el usuario quiera compartir tu página, debes tener en cuenta otros aspectos: estudiar tu audiencia para saber cómo llegar a ellos; crear el contenido interesante; ser útil para los usuarios; ser autentico, hablar de los demás más que de uno mismo; no tener miedo de probar nuevas cosas, mantener una propuesta fresca.

Tanto el SEO como el Social Media no son más que amplificadores de tu propuesta de valor. Si mereces que te visiten, el SEO y el Social Media multiplicarán tu efecto. Si no lo mereces, no funcionarán.

Elena Rodriguez
Social Media Marketer en Internet Advantage.
@topohumpry
www.internetadvantage.com