Adiós definitivo a Cannes Lions 2020

La organización ha anunciado que cancela definitivamente la edición del certamen de este año y emplaza al sector de nuevo en junio de 2021

Si se quiere saber cuál es el "estado de salud" del colectivo publicitario, especialmente de los grandes holdings y redes de agencias de publicidad, podemos mirar a Cannes y hacernos una idea. O a Londres, que es donde reside la empresa Ascential Events, organizadora de Cannes Lions, el certamen publicitario más importante del mundo y referencia a nivel global para la industria del marketing y la comunicación comercial desde hace décadas. Y hoy sus organizadores han hecho público que cancelan la edición de este año, que ya había sido retrasada al próximo mes de octubre, a consecuencia de la pandemia del Covid-19 y la inestabilidad económica global que afecta a todos los mercados, por no hablar de crisis o recesión, directamente.  En un comunicado oficial hace asimismo referencia a “la decisión del sector de contener el gasto e inversión en festivales durante todo el año”. En concreto la organización del evento ha anunciado que la próxima cita será del 21 al 25 de junio de 2021.

Ciertamente muchas de las grandes agencias de publicidad del sector, especialmente las pertenecientes a holdings multinacionales, ya habían declarado su intención de restringir su política de festivales este año como consecuencia de la inactividad y parón generalizado que experimentan en estas semanas de no participar en el Festival de este año.  La mayor parte de los grandes anunciantes globales han suspendido sus campañas publicitarias, lo que está agravando más si cabe la situación y negocio de las agencias, que han optado por medidas y políticas de contención de gastos.

En España algunos de los festivales de referencia como El Sol, Inspirational o los Premios Nacionales de Creatividad del c de c se han pospuesto al mes de octubre, sin que de momento hayan informado de su cancelación a pesar de que la situación para las agencias a nivel local no sea diferente. Otros certámenes globales, como es el caso del WINA, por ejemplo, han decidido seguir adelante pero celebrarse de manera virtual, apoyados en internet y las nuevas tecnologías.