Los españoles gastan casi 13.000 euros al año

La mayoría de la inversión se destina a vivienda, alimentación y transporte, que suponen casi el 60% de los ingresos; mientras que ocio y estilo de vida reducen el porcentaje

Según la última Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del INE, el gasto medio por hogar ha aumentado un 2’3% respecto al ejercicio anterior, alcanzando una cifra de 29.871 euros. El gasto medio por persona también experimenta un incremento del 2’5% y se sitúa en 12.871 euros anuales. Esto supone que el asalariado medio ha perdido capacidad de compra, a pesar de registrar el salario medio más elevando en España desde que se tienen datos, que se sitúa en los 1.658 euros al mes, según el VII Monitor Anual de Adecco sobre Salarios.

“El largo periodo de ajuste y de apretarse el cinturón ha hecho que los españoles sean conscientes de la necesidad de tener control sobre sus finanzas y que, pese a la recuperación económica que hubo en el último periodo, esa convicción se está consolidando en la mentalidad de los ciudadanos”, asegura Joaquín Sevilla, chief digital officer de Liberbank.

Los españoles realizan sus mayores gastos en aspectos del día a día, como son la vivienda y otros vinculados como agua, electricidad o gas, que suponen el 30,7% del presupuesto total del hogar, concretamente un gasto medio de 9.181 euros anuales. Los siguientes desembolsos más importantes de los consumidores también son cotidianos y correspondientes a alimentación (14,1%) y transporte (12,7%), donde un 4,3% pertenece solo a carburantes. Hay varios gastos que, aun teniendo una menor proporción en el total, están aumentando su importancia en el presupuesto de los españoles conforme avanzan los años. Concretamente, enseñanza supone un 9,8% de importancia en el gasto familiar y las comunicaciones el 8,2% del total, las cuales experimentaron un crecimiento de un 11,2% y de un 3,7% respectivamente. En el otro extremo, los gastos más recortados por los españoles corresponden al ocio y el estilo de vida: la parcela destinada a bebidas alcohólicas y tabaco desciende un 4,9%, la moda un 4,2% y restaurantes y hoteles un 3,7%.

En esta situación, cada vez son más las personas que contratar un agregador financiero para aclarar sus cuentas y tener el control y gestión del dinero. Y es que pese a que el 78% de los españoles asegura tener bajo control sus finanzas, según el Informe Europeo de Pagos de Consumidores, España se encuentra en este aspecto a la cola de los países europeos (cuya media es del 83%), sólo superada por Hungría (76%) e Irlanda (74%), y con niveles similares a Portugal. A la cabeza del ranquin europeo está Austria con un 89%.

“La gestión de las finanzas personales como método de ahorro y control del gasto es una tendencia mundial a la que los españoles nos estamos sumando gracias al open banking. Una de las herramientas más útiles son los agregadores financieros, como el que acaba de lanzar Liberbank dentro de su estrategia de transformación digital, y que permite agrupar todas las cuentas, tarjetas y productos financieros en un mismo lugar. Así, de un solo vistazo, puede tener una clara visión del saldo y los movimientos de todas las entidades en las que tenga cuenta” apunta Sevilla.