Actualidad
Advertisement

Los españoles somos los más adictos a las redes sociales pero los menos tecnificados

Más del 63% de los españoles está registrado en dos o más redes sociales, por delante de italianos, británicos y franceses. Estamos a la cola en conexión a Internet a través del móvil y sofisticación técnica de los terminales, pero estaríamos dispuestos a pagar hasta cuatro euros semanales por acceso a la red en movilidad sin límite de tiempo ni datos. El teléfono móvil como dispositivo para conectarse con la red social gana adeptos, sobre todo en vacaciones.

Los españoles somos los europeos más adictos a las redes sociales pero, a la vez, los menos tecnificados entre los principales consumidores del continente. Éste es el perfil que mostramos según las conclusiones de un estudio elaborado por peoplesound, red perteneciente  a Buongiorno. Los datos nos colocan a la cabeza en el uso de redes sociales, con un porcentaje superior al 63% de personas conectadas a dos o más de estos servicios. Más del 63% de los españoles está registrado en dos o más redes sociales; Italia, entre los países presentes de la lista, es el país que cuenta con el mayor número de usuarios registrados en más de dos plataformas (nada menos que el 46%). En su mayoría, los franceses son fieles a una única red social (aunque muchos de ellos no tienen perfil en ninguna).

Sin embargo, en los aspectos relativos al tipo de tecnología elegida, ocupamos las últimas posiciones: sólo un 45% de los usuarios con móvil lo emplea para navegar por Internet, frente al 81% de los británicos. Entre los terminales de mayor uso, también estamos a la cola con un porcentaje del 68% de consumidores que siguen utilizando dispositivos poco desarrollados. Eso sí, nos mostramos más generosos que nuestros vecinos al declarar que estaríamos dispuestos a asumir una tarifa de hasta cuatro euros semanales por obtener conexión a Internet sin límite de tiempo ni de volumen de datos.
 
Los resultados del análisis ponen de manifiesto un creciente interés por convertir el móvil en el dispositivo de mayor uso y acceso a diversas funciones y, entre ellas, la navegación por Internet. Ésta es una tendencia creciente que se apoya también en el rápido desarrollo de las redes sociales y el avance tecnológico en torno a los terminales, cada vez más sofisticados. En todos los países cerca de la mitad de los entrevistados ha usado el móvil para acceder a la red. Los ingleses encabezan la lista, con un porcentaje que alcanza el 81%, mientras que España está a la cola con tan sólo un 45%.
 
En general, los usuarios ponen de manifiesto un cambio de tendencia importante en este sentido debido también al fenómeno de las redes sociales y a la difusión de terminales cada vez más eficaces y avanzados. Uno de los aspectos fundamentales a la hora de acceder a Internet desde el móvil es el uso de un teléfono que permita esta función. En este sentido, terminales como los iPhone de Apple y, más en general, el segmento de los smartphones, representan en algunos casos más de la mitad de los dispositivos utilizados. Gran Bretaña resulta ser también en este aspecto el país tecnológicamente más “adicto” con un porcentaje de iPhones que supera incluso al de los smartphones (35,7% frente al 26,2%), mientras que en España el uso de estos dispositivos queda aún limitado en comparación con los móviles menos desarrollados (tan sólo el 14,1% de los usuarios tiene un smartphone y el 17,6% un iPhone), mientras que una gran mayoría, el 68%, sigue utilizando un tipo de móvil menos avanzado. 
 
Sobre todo en esta época de salidas y vacaciones, muchos de los usuarios de redes sociales se enfrentan al problema de mantenerse en contacto con su propio grupo de amigos, incluso sin disponer de un ordenador o de una red fija. En esta perspectiva, la mayor parte de los usuarios confiesa que no tiene aún una idea clara de cómo se mantendrá conectado. Entre los que declaran que lo harán, el móvil es el dispositivo más utilizado en todos los países, excepto Francia. En el lado contrario, el módem USB es, de media, el dispositivo menos empleado para ello.