Sexismo publicitario: solo un 5% de los anuncios de publicidad están protagonizados por mujeres

Los hombres aparecen el doble de veces en la publicidad que las mujeres. Si nos centramos únicamente en la publicidad televisiva, hay cuatro veces más protagonistas masculinos que femeninos

Un estudio realizado por J. Walter Thompson y el Geena Davis Institute on Gender in Media hecho público revela nuevos datos sobre el sexismo en publicidad, en este caso desde el punto de vista del consumidor y los roles que desempeña cada género en las campañas ante el target. Y las conclusiones son claras, ya que al parecer el estudio demuestra que en la publicidad global se da el doble de representación masculina frente a la femenina. Y ese porcentaje aumenta cuando hablamos de publicidad televisiva. En ese caso el protagonismo de los hombres es cuatro veces superior al de las mujeres. Es decir, que aparecen cuatro veces más hombres que mujeres en los spots

El informe, lanzado en la presente edición de los Cannes Lions, donde se está impulsando con diferentes iniciativas la figura de la mujer en la industria publicitaria en los últimos años, se basa en el análisis Estos de publicidad y piezas de vídeo incluidas en las shortlists de Cannes en las categorías film y film craft desde 2006 hasta 2016. El estudio revela igualmente que el 25% de los anuncios analizados aparecían solo hombres, mientras que un 5% eran protagonizados únicamente por mujeres. Los hombres son, por su parte, los que hablan en el 18% de las piezas, algo que en el caso de las mujeres se reduce al 3%.

Igualmente a los hombres se les muestra mucho más cómicos que a las mujeres (el doble, según el estudio) y tienen un 62% más de probabilidad de ser presentados protagonizando un papel percibido como inteligente, al tiempo que tienden a ser mostrados teniendo un trabajo.

Según los responsables del estudio lo realmente negativo es que los datos apenas hayan variado durante los últimos diez años, cuando más se ha trabajado sobre este problema como industria. Asimismo la mayoría de las mujeres que aparecen en publicidad se ubican en torno a los 20, 30 o 40 años, mientras que los hombres presentan mayor diversidad de edades. Una de cada diez mujeres aparecen con vestimentas provocativas o atuendos con connotaciones sexuales (seis veces más que los hombres). Y cuando el escenario es una cocina, por ejemplo, la mujer aparece un 48% más que lso hombres, mientras que los segundos son un 50% más asiduos a aparecer en eventos deportivos dentro de la publicidad, o relacionarse con los mismos.

Esta realidad, unida al hecho de la escasa evlución de la representación de la mujer en publicidad en la última década, revela que existe un problema con la mujer en la publicidad, actual, estando su género estereotipado y donde no se presenta de forma acorde a su posición social.