Grupo Cortefiel, nuevo cliente de Revolution

La agencia amplía con este grupo su cartera de clientes tras iniciar hace un año una nueva etapa donde se reforzaba la vertiente creativa y la estrategia.

Cortefiel ha seleccionado a la agencia madrileña Revolution como responsable de su creatividad y estrategia de comunicación, con el objetivo de posicionarse de una manera diferenciadora dentro del sector de la moda.  Para ello la agencia ha ideado un plan de reposicionamiento de la marca con acciones que conllevan desde el rediseño de los puntos de venta Cortefiel (catálogo, piezas gráficas, publicidad exterior, web o e.commerce) hasta planteamientos enfocados a la creación de nuevas líneas de negocio.

Toda la actividad de comunicación integral de las marcas de moda en las áreas online y offline, será gestionada desde la oficina de la agencia Revolution, ubicada en Madrid, con un equipo encabezado por Ignacio Alvarez-Borrás (director general estratégico); José María Mayorga (director creativo ejecutivo); Carmen Rivera (directora de la cuenta) y Tiziana Sabugo (ejecutiva de cuentas).

Cortefiel es la primera marca creada por Grupo Cortefiel, que en la actualidad está presente en 21 países con 369 puntos de venta. La marca destinó a publicidad convencional en 2011 cerca de 815.000 euros, según datos de InfoAdex. Hasta el momento la agencia de publicidad que daba servicio a esta marca era Kitchen, que también colabora con otras marcas del Grupo Cortefiel, como Pedro del Hierro.

Con esta marca la agencia incrementa su cartera de clientes, integrada por firmas como Burger King, la Universidad Alfonso X el sabio, Loewe (perfumes), Prosegur y Subaru o Infinity, dos de las últimas cuentas ganadas por la agencia, habitual colaboradora del Grupo Bergé en España.

Justo por estas fechas se cumple un año del inicio del plan de relanzamiento que los responsables de la agencia idearon en 2011 y que pasaba por una renovación en la filosofía de Revolution “para adaptarse a lo que desprende el propio nombre de la empresa”, tal y como ha explicado a El Publicista Fernando Gandarias, consejero delegado de la agencia. “Había que replantearse nuestra posición en el mercado, nuestra estrategia comercial y evaluar el grado de satisfacción de nuestros clientes. Por eso decidimos apostar fuertemente por la vertiente creativa y la estratégica, con refuerzos e incorporaciones”.

En este sentido la agencia ha incorporado en los últimos meses a José María Mayorga en calidad de director creativo ejecutivo con responsabilidad sobre el área creativa, que se ha reestructurado en dos áreas diferenciadas: una más volcada a creatividad convencional, dirigida por Alfonso García y compuesta por cinco equipos multidisciplinares (creativos, diseñadores, programadores, etc.) y otra pata menos convencional. “Esta nueva área se ha puesto en marcha con el objetivo de generar una estructura que trabaje en el desarrollo de nuevo negocio de la agencia y de sus propios clientes. Para liderar esta pata la agencia ha incorporado a Oyer Corazón, profesional formado en el ámbito del diseño y branding pero con vertiente estratégica buscando una visión diferente a la de una agencia de publicidad pura”, explica Gandarias.


Asimsmo en la vertiente estratégica la agencia se ha reforzado dando entrada a Nacho Ignacio Alvarez-Borrás en calidad de director general estratégico, de la propia agencia y de los clientes. Este profesional lleva casi un año trabajando en la integración de culturas y equipos off y online de la agencia de forma interna, manejando un equipo de cuatro planificadores estratégicos. Igualmente la vertiente comercial se ha reforzado igualmente con la entrada de Yolanda Sanz como directora de comunicación y desarrollo de nuevo negocio.

Un nuevo claim, más canalla

En total la agencia ha pasado de 15 personas (año 2005) a 40 profesionales en la actualidad, reforzando todas las áreas pero especialmente las citadas. “La idea es dar un salto cualitativo importante y ser percibidos como una agencia de calidad y servicio dentro del mercado, al tiempo que incrementamos nuestra visibilidad –explica Gandarias- Nuestro objetivo es escalar posiciones en el escalafón de agencias de capital independiente en dos o tres años, hasta ser una de las tres primeras agencias por volumen y también por notoriedad y percepción ante el anunciante”. La agencia cerró el año 2008 con unos niveles de facturación cercanos a los 8 millones de euros, y las previsiones pasan por incrementar la cifra hasta los 9 millones en 2012.

Amor y revolcones es el nuevo claim que acompaña a la renovada imagen de Revolution, con el ánimo de “transmitir todos estos cambios relaes que han transformado la agencia, situándola en el inicio de una nueva etapa para una compañía que lleva ya nueve años operando en el mercado, dando servicio en áreas como marketing, estrategia, producción, planificación de medios e identidad visual –comenta su máximo responsable- Creemos en las relaciones duraderas, en el compromiso de crear y desarrollar estrategias a medio y largo plazo, alimentadas con acciones puntuales que sorprendan, innovadoras, llenas de pasión y notoriedad”.