Así se convirtió Chicco en protagonista durante San Valentín sin celebrarlo

La marca, en clave de humor, ha retrasado nueve meses la celebración de San Valentín para dar la bienvenida a las nuevas generaciones surgidas del amor en pandemia por esta fecha señalada

San Valentín es una de las fechas más señaladas en el calendario publicitario de muchas marcas, que activan acciones estratégicas orientadas específicamente a captar clientes y a generar negocio en tan señalado día. Para diferenciarse del ruido mediático y publicitario que se genera precisamente en torno a este día (14 de febrero) la firma Chicco, multinacional líder en productos para la primera infancia (bebé, lactancia, juguetes, moda y calzado para niños) ha puesto en marcha este año una acción táctica digital que huye de las convencionales celebraciones románticas y emplea la ironía y el humor para hacerse oir por potenciales clientes dentro de unos meses. Exactamente nueve meses.

Detrás de la campaña, que se ha activado en los principales mercados donde la marca opera, además de en España, está Pink Lab. La agencia madrileña ha creado una comunicación sencilla, directa y con una sofisticada dosis de humor: "así Chicco felicita San Valentín el 14 de febrero, emplazando a todos los enamorado a una romántica cita nueve meses después, cuando, se supone, el amor podría haber dado sus frutos", detallan sus responsables.

 

 

 

La acción se ha desarrollado en el entorno digital y en los canales de las redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, etc.) de CHICCO a nivel global, también individualmente en España, Italia y Francia, además de en otros países como Polonia, Bielorrusia, etc. mediante la publicación de posts y stories. Según Germán Silva, CEO de la agencia, Chicco "es una marca muy retadora a la hora de crear proyectos digitales. Con esta acción hemos querido aprovechar una celebración como es San Valentín, para provocar una conversación relevante entorno al amor y la maternidad”.