Fuga de anunciantes en Telecinco por la supuesta violación en GH

Nestlé, Carretilla y Media Markt, entre otras, han anunciando que se suman a la decisión de Fi Network de retirar su apoyo publicitario al programa televisivo, al que sus marcas estaban asociadas en la edición que actualmente se encuentra en emisión

Varios anunciantes asociados al programa televisivo Gran Hermano, bien como patrocinadores bien como marcas que se publicitan durante su emisión, han anunciado públicamente que van a dejar de apoyar publicitariamente el espacio que emite Telecinco. La decisión viene motivada por las últimas informaciones reveladas en la prensa sobre el supuesto caso de abuso sexual que tuvo lugar durante Gran Hermano Revolution, en 2017, en el que se vieron involucrados dos concursantes.

Aunque el caso aún se encuentra a la espera de ser juzgado, el medio El Confidencial publicó la semana pasada un vídeo en el que se aprecia cómo los responsables del programa mostraban a la concursante Carlota Prado las imágenes capturadas por las cámaras de la casa en las que otro participante, José María López, entonces pareja de Prado, supuestamente abusaba de ella mientras estaba inconsciente. La joven no recordaba lo ocurrido porque había bebido, pero el programa le mostró lo sucedido sin que ella tuviera conocimiento previo. Tras aquellos hechos López fue expulsado de la casa de Guadalix por “conducta inaceptable” y ella abandonó temporalmente el programa regresando unos días después, hasta que fue expulsada por el público. La productora del espacio, Zeppelin, avisó a la Guardia Civil de lo ocurrido y, tras su salida del concurso, la propia Prado presentó una denuncia. No obstante la difusión del vídeo es lo que ha motivado las múltiples acusaciones en las redes al equipo del programa por su forma incorrecta de tratar el delicado suceso, bajo el hashtag #CarlotaNoEstásSola, que ha llegado a ser trending toppic en Twitter durante varios momentos estos últimos días.

Una vez conocidos los hechos los usuarios y telespectadores se han movilizado en las redes sociales, pidiendo a los anunciantes de Telecinco que cesen su actividad publicitaria vinculada al programa. A fecha de hoy las marcas Fi Network, Nestlé, Carretilla, Nescafé, Postres Reina y MediaMarkt ya han anunciado en las redes sociales que se desligan del programa o que dejarán de publicitar sus marcas durante su emisión (actualmente está en antena la séptima edición de GH VIP, la versión protagonizada por personajes famosos en España).

El operador de telecomunicaciones Fi Network fue la primera compañía en anunciar el final de su contrato con Gran Hermano este mismo lunes 25 de noviembre: “En un día como hoy, 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Fi Network ha anunciado que, ante los recientes acontecimientos que han salido a la luz sobre el supuesto caso de abuso sexual de una concursante de Gran Hermano de la edición 2017, dan por finalizado el acuerdo de patrocinio que les ligaba al programa, por su total rechazo a cualquier tipo de abuso o violencia sexual, desvinculándose por completo del programa”, sentenciaba la empresa de telecomunicaciones en sus perfiles de las redes sociales. Según aclara la empresa en el comunicado, su acuerdo publicitario con Telecinco conllevaba que todos los jueves aparecieran anuncios suyos durante la celebración de la principal gala del programa.

 

 

En los días siguientes, y tras movilizarse parte de la audiencia en las redes sociales, el resto de marcas se han sumado a la decisión de Fi Network. "MediaMarkt Iberia rechaza cualquier tipo de agresión o acto violento y, por esta razón, ha solicitado la retirada inmediata de su publicidad de la franja de emisión del programa de Gran Hermano VIP", señalaba Mediamarkt el martes en Twitter. Todas ellas lo han hecho saber a través de las redes sociales, igualmente. Empresas y marcas como El Corte Inglés, Apple, El Ventero, Jazztel, Tous, Amazon, Balay o Just Eat, que forman parte del portfolio de anunciantes vinculados de alguna forma al popular espacio televisivo, no han comunicado nada al respecto a pesar de estar identificados igualmente por los telespectadores movilizados, que les han pedido su retirada.

Gran Hermano ya ha emitido un comunicado sobre la presunta violación a Carlota Prado. La productora Endemol Shine han realizado declaraciones a Variaty asegurando que habían puesto el caso en manos de la Guardia Civil y que actuaron bajo los "protocolos establecidos", expulsando al concursante implicado en lo sucedido: "el equipo de producción que estaba de guardia esta noche comenzó a sospechar que se había producido un incidente y así lo transmitió los productores ejecutivos del programa", explican desde la productora. Asimismo, afirman que Carlota contó con "apoyo de profesionales independientes" y que "decidió no presentar cargos y regresar al programa con la aprobación de los psicólogos". También han declarado que,  tras las últimas informaciones reveladas por El Confidencial “ningún contenido se grabó con la intención de ser emitido” . Los responsables de Endemol Shine reconocen que “viéndolo ahora con perspectiva, lamentamos que la conversación en la que se informó a Carlota tuviera lugar en el Confesionario”. De igual forma la productora defiende su transparencia y buena fe en el proceso: “el material videográfico solo se proporcionó como prueba cuando las autoridades así lo solicitaron, encriptado y protegido. La decisión de no informar al resto de concursantes sobre el incidente, así como el motivo por el que se le pidió a Carlota que no lo mencionase en aquel momento, fue tomada por el equipo de producción de buena fe, con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la Policía”.

No es la primera vez que Telecinco vive un episodio similar. En 2011 la cadena ya experimentó una fuga de anunciantes motivada por la presión popular cuando el programa La noria pagó más de 10.000 euros a la madre de Francisco Javier García Marín, El Cuco, para conceder una entrevista tras la muerte de Marta del Castillo, loq ue provocó la indignación de parte de la audiencia española, que solicitó a las marcas retirar su publicidad de la cadena. Marcas como Campofrío, Puleva, Bayer, El Corte Inglés o Nestlé dejaron de promocionar sus productos en el espacio que se emitía los sábados por la noche y presentaba Jordi González.