Actualidad
Advertisement

¿Se planifica la creatividad? Claves #WorkSmarter hacia el #TrabajoInteligente

Por María Abad.

El mundo de la publicidad es visto por los profesionales del marketing de anunciantes como una industria inspiradora, necesaria y atractiva. Pero muchas veces también es visto como un espacio y entorno caótico. Esto forma parte de la identidad de muchas agencias creativas e incluso los mismos creativos se enorgullecen de ello, podríamos decir que en su caos y brainstorming constante reside la creatividad.

Pero lo cortés no quita lo valiente, y en medio de este caos los directivos de la agencia y los directores de cuentas deben estar al tanto de qué ocurre en cada momento. Por un lado, está el “caos creativo”, caldo de cultivo para conceptos creativos y estrategias, y, por otro, la falta de control.

El control permitiría a los profesionales ahorrar tiempo y realizar de forma automática tareas mecánicas, en ocasiones poco placenteras como por ejemplo la gestión de presupuestos. Esto aportaría tres importantes beneficios: control de la rentabilidad de tus proyectos; centrarse en su core business, es decir, idear, y disponer de más tiempo para el ocio aumentando de esta manera el rendimiento cerebral, y la posibilidad de encontrar insights (verdades universales sobre el consumidor) en los períodos de incubación, también necesarios en el proceso creativo. Algunos publicistas lamentan no poder pasar más tiempo con sus familias o no descansar lo suficiente como para coger fuerzas o dejar reposar la información, ideas, o inspiraciones… materia prima de su trabajo.

El cansancio de los trabajadores y el no tener claros y fijos los tiempos y los objetivos nos llevarán a realizar una campaña menos creativa y menos estratégica. El día a día impide muchas veces tener en orden los proyectos y asignación de recursos, reduciendo así la eficacia.

Por tanto, las agencias de publicidad necesitan tener un sistema que ordene ese cajón ‘desastre’ en las que se convierten en algunas ocasiones, así como impulsar el #trabajointeligente en beneficio de todos: directores generales, directores y ejecutivos de cuentas, creativos, cliente e incluso partners como productoras y/o proveedores.

Este tipo de empresas necesita una única herramienta que traiga cierto control dentro de su caos necesario, pero caos que integre CRM, gestión de proyectos y facturación. En otras palabras, toda la gestión de la agencia en una única herramienta. De este modo, por un lado, se prescindiría de tareas mecánicas y estancas que roban tiempo para atender las necesidades del anunciante y, por otro, se tendría un control y una visión global de los trabajos del anunciante y de la rentabilidad que suponen para la agencia. Esta información nos permitiría valorar si un proyecto merece la pena, no solo por la cantidad de noches y fines de semana que se le ha dedicado, sino con datos reales, que permitan tener herramientas y conclusiones que ayuden a planificar los próximos trabajos de una manera más inteligente. Imaginaos poder avanzar mejor en los trabajos o acabar con el estar innecesariamente en la oficina hasta tarde al contar con un registro de tiempos, un seguimiento de proyectos (ver en cada momento la carga de trabajo de cada trabajador, asignándole más tareas si está más libre o quitándole carga en caso contrario) y, además, con una opción muy importante, poder llevar un control exhaustivo para facturar adecuadamente.

Llevar a cabo un sistema de trabajo inteligente donde el cliente está en el centro de nuestra gestión favorecerá nuestras relaciones con ellos tanto en contenido como en forma. En contenido, porque si todo lo dicho se cumple seremos capaces de ofrecerle un servicio de mayor calidad y con mayor rapidez. En forma, porque un sistema de trabajo inteligente permitirá al cliente ver en cada momento de manera online en qué situación se encuentra el proyecto y contactar con quienes lo estén gestionando. Será un aval pero que va más allá del maquillaje o declaración de intenciones demostrará que no es cierto que la creatividad no sea amiga de la planificación.

De cara a los propios profesionales dentro de una agencia y a partners, una solución en la nube con estas características facilita el trabajo a distancia e incluso la posibilidad del teletrabajo, facilitando adoptar todas las propuestas que nos lleven a un mayor rendimiento, una mayor flexibilidad, una correcta gestión y almacenamiento de datos y tener el foco en la actividad principal de la compañía.

En esta era digital y colaborativa, debemos aprovechar nuevas opciones que nos permitan ahorrar esfuerzos, tiempos y discusiones innecesarias para el bien común y del negocio. Porque sentir pasión por la publicidad no tiene que ser sinónimo de pasar demasiadas horas en la oficina ni sacrificar parte de tu vida personal: se puede ser un publicista #WorkSmarter.


 

María Abad, directora de marketing de Teamleader, con más de 10 años de experiencia en Marketing Digital en Ford España y más de 10 años en el sector de la Tecnología, es un gran pilar para el desarrollo del marketing digital de la compañía. Es una convencida de la Transformación Digital y los beneficios que aporta a la Pyme no solo en la forma de comunicarnos, sino también en la forma de hacer negocios.