Actualidad
Advertisement

Roman y Asociados inicia nueva etapa como Roman Reputation Matters

La agencia española, con oficinas en madrid, barcelona y Londres, relanza la empresa bajo nueva identidad corporativa 

"En un entorno socio económico globalizado y en profunda transformación, la reputación se ha convertido en un activo fundamental para empresas e instituciones y la comunicación en su principal garante y vehículo de desarrollo -detalla Silvia Alsina, directora general de Roman Reputation Matters, nuevo nombre con el que operará  partir de ahora la consultora de comunciación Román y Asociados- Su gestión profesionalizada tiene una clara incidencia sobre el crecimiento corporativo y la credibilidad de las marcas e ideas, con un impacto indiscutible sobre las cuentas de resultados".

Desde la comprensión de este nuevo marco de trabajo y desde el desarrollo de una respuesta eficiente a las nuevas reglas de juego de la comunicación, Román y Asociados ha ejecutado en los últimos cinco años un plan estratégico de crecimiento que culmina ahora, según anuncian sus responsables. "La exitosa ejecución de esta estrategia le ha permitido convertirse en una de las agencias de comunicación de referencia en el panorama español y la que mayor crecimiento ha registrado, entre el top 10 de las empresas más grandes del sector, en términos porcentuales de facturación y perímetro de trabajo en el último quinquenio", explican.

Esta evolución se traslada ahora a la marca. Con el nacimiento de Roman (Roman, reputation matters) se sintetiza sobre el ADN, equipo profesional y experiencia de la compañía el valor que ofrece a sus clientes. El tagline “reputation matters”, que acompaña la nueva marca, responde a la total orientación de la firma hacia el impulso y protección de la reputación convertida en uno de los activos de mayor valor de las empresas. La nueva identidad de marca busca dar visibilidad al legado de su naming fundacional, en el año 1989, "como estandarte del valor de su experiencia, de su equipo y de un ADN basado en valores irrenunciables a lo largo de sus 30 años de trayectoria, como son rigor, responsabilidad, profesionalidad, inconformismo, empatía y creatividad".
 
“Nuestra nueva identidad quiere recoger el expertise, capilaridad relacional y capacidad de acceso e influencia acumulado a lo largo de nuestra trayectoria, y secundado por el talento y profesionalidad de nuestros equipos, a la vez que refleja la total alineación de nuestro trabajo hacia la gestión de la reputación corporativa de nuestros clientes, de forma preventiva, proactiva y estratégica”, explica Silvia Alsina.