El comprador en tiempos de crisis

IRI estudia las nuevas actitudes y conductas de los compradores
Los compradores se adaptan a la crisis, se hacen más expertos, su fidelidad se hace más vulnerable y se decantan por las marcas del distribuidor, según un estudio realizado por Information Resources, Inc. (IRI)
Los resultados han dejado claras las tendencias de los compradores que se adaptan a esta inestable situación económica:
Adaptándose a la crisis
El 35 % de los compradores declara haber cambiado sus hábitos de compra por la crisis, en donde 4 de cada 10 compradores tienen entre 25 y 34, se ve reflejado así el duro impacto que el efecto Euribor ha tenido sobre todo en los compradores jóvenes.
La crisis se experimenta desde dos vertientes; una disminución o congelación de los ingresos y un incremento de los gastos, lo que hace que el comprador sienta; frustración, asfixia y temor, además existe una actitud de culpabilidad si uno no actúa con contención
Todo esto ha hecho que aparezca una mayor fragmentación de la compra, aunque sólo un 5% declara haber cambiado de tienda por la crisis.
Un comprador más experto
El comprador está cambiando y se va adaptando, ha reducido el gasto en ropa y en las actividades de ocio como ir a cenar o ir al cine, pero sobre todo busca reducir el gasto en gran consumo, y para ello están utilizando distintas estrategias; reducción del número de artículos comprados, se cambian a marcas del distribuidor, cambian de tienda o buscan más ofertas.
El comprador de hoy es un comprador más experto y consciente de la situación, el 46% dice que si encuentra una marca que no es la más conocida pero de calidad aceptable y está a buen precio la comprará. Los tiempos han cambiado ya que si comparamos el mismo estudio que realizamos en 2003, en ese momento el porcentaje de compradores que tomaban la decisión de que comprar frente al lineal era de 39% y hoy es un 71%.
La fidelidad se vuelve más vulnerable
El 61% de los compradores admitió que sustituye la compra si no encuentra lo que busca. La cancelación aumenta si el comprador buscaba una marca líder, es un momento en el que las marcas deben trabajar con más fuerza para lograr que el comprador mantenga su fidelidad, ya que 7 de cada 10 compradores que sustituyen de producto, si no encuentran lo que buscan, lo hacen por otra marca.
Marca de fabricante y marca de distribuidor
El comprar productos de la marca del distribuidor representa para los compradores disminuir el gasto y sentir que ha hecho una compra inteligente. En los resultados del estudio realizado en verano de este año, el importe total de la cesta de la compra del fabricante es un 42% más cara que la cesta de la marca de distribuidor. La evolución de la marca de distribuidor está siendo bastante notoria, de las 100 categorías más importantes de productos de gran consumo sólo en 17 el fabricante crece por encima de la marca del distribuidor.