La formación, elemento clave en la transformación digital

La madurez digital de las empresas españolas es de un 4,1, y solo un 3,5% de las empresas se encuentran en un estado avanzado de madurez digital o innovador

Según el 2º estudio en España “Índice de madurez digital de las empresas”, elaborado por Íncipy, Digital Strategy Partner, con la colaboración de Inesdi, Digital Business School, las organizaciones suspenden en madurez digital, aunque se observa un interés creciente por el uso de las nuevas tecnologías. El estudio, presentado en Madrid y Barcelona, tiene como objetivo dar a conocer la evolución y estado del desarrollo digital de las empresas en España que, por segundo año, suspenden en madurez digital.

Esta nueva edición del estudio cuenta con el testimonio de 350 directivos de diferentes ámbitos de la organización. Se han valorado los 14 indicadores clave de la transformación digital, organizados en cuatro grupos temáticos diferenciados: visión, organización y liderazgo; personas, clientes y negocio digital. Para llevar a cabo la valoración se han establecido cuatro estadios de progreso; así, las compañías pueden considerar su desarrollo digital como básico, inicial, estratégico o innovador.

En cuanto a los resultados presentados, el índice de 2018 sitúa la madurez digital de las empresas en un 4,1 sobre 10, lo que supone un incremento de medio punto sobre el resultado de 2017 (3,7). Este crecimiento es significativo en el ámbito de visión, organización y liderazgo, donde la evolución ha sido más pronunciada. De manera generalizada, se apunta un “impulso decidido del 60% de las empresas que mejoran en su estadio de madurez digital”. Frente a este segmento de empresas que ya están inmersos en la transformación digital, aún existe un 40% que se encuentra en un estadio básico, lo que implica un gran camino por delante para los negocios españoles.

De acuerdo a Joana Sánchez, presidenta de Íncipy e Inesdi, los resultados de este estudio muestran que “un 36% de las empresas en España sigue sin tener una hoja de ruta digital formalizada, mientras que el 72% sigue sin implementar planes de transformación hacia una organización ágil”. Respecto a las competencias digitales de los empleados, “el 65% de los encuestados considera que la mitad de su plantilla no cuenta con las competencias adecuadas, lo que pone de manifiesto la necesidad de formación, un factor clave para la transformación digital en cualquier organización”.

A pesar del impulso del mercado, aún existe un 72% de empresas que no utilizan el big data y business intelligence para generar negocio. Lo mismo ocurre con el 66% de compañías que siguen sin incorporar estrategias mobile, un dato muy llamativo en el contexto digital actual.

En el ámbito de experiencia y engagement de cliente sí que se materializa una mejora, siendo el nuevo centro de atención de las empresas. El 48% afirma que ya están llevando a cabo iniciativas de omnicanalidad. Pero, enn palabras de Belén Cuadrillero, directora de customer experience de Íncipy “tan solo un 3,5% de los entrevistados tiene una estrategia integral de cliente”.

El 65% de los encuestados considera que la mitad de los empleados de su organización carece de las competencias digitales adecuadas, lo que convierte a la formación en un elemento esencial para alcanzar objetivos de transformación digital de la empresa.

Ver estudio completo.