Las marcas blancas alcanzan casi la mitad de la cuota de mercado durante la pandemia

Las marcas de distribución son un refugio seguro durante las crisis y durante el Covid-19 se ha aumentado el porcentaje de la cesta de la compra en un 10%, hasta representar el 47% de los productos vendidos

En tiempos de dificultades económicas, el precio pasa a ser una variable crucial a la hora de consumir. En el caso de la cesta de la compra, las marcas blancas suelen salir beneficiadas de esta circunstancia. Gelt ha realizado un análisis sobre el comportamiento de las marcas blancas durante la pandemia en nuestro país. Estudiando los datos de consumo durante todo el año, desde el mes de enero, los resultados de este trabajo indican una fuerte subida de la cuota de mercado de estos productos.

Más concretamente, en el peso de las compras, las marcas blancas han pasado de representar el 37% de las compras en enero al 47%, lo que supone un aumento de diez puntos porcentuales de cuota de mercado. La presencia de marcas de distribución en la lista de la compra empezó a subir en el mes de abril, justo tras el confinamiento, en que pasó a tener una cuota del 41’4%; donde entre agosto y septiembre se marcó el pico de aumento con un 46 y 47% respectivamente. Por categorías de productos, limpiadores (8%), legumbres (47’7%), cereales para el desayuno (47’7%), leche (35’9%), detergentes (30’5%) y café (30’2%) son los que tienen una mayor penetración de marcas blancas en este momento.

En cuanto a la penetración entre los consumidores, la investigación resulta con que 8 de cada 10 eligen, al menos, una marca blanca de alimentación en su lista. Este mismo porcentaje opta también por una marca genérica de limpieza cuando realiza la compra. Las bebidas no alcohólicas son otra de las categorías en donde mayor penetración de estas marcas hay: 6 de cada 10 consumidores las escogen. Respecto a la implantación en otras categorías, destacan el 59% en productos de higiene personal, el 36% en bebidas alcohólicas; y el 31% en cosmética y belleza.

Entre los factores que llevan a la compra de marcas blancas, un 77% de los ciudadanos afirma que consume más marcas de este tipo en épocas de crisis, pero además, ese mismo porcentaje (77%) afirma que la principal razón para elegir estas marcas es su relación calidad/precio. Para el 38% la razón es únicamente que son más baratas que las marcas líderes. Un 27% señala la variedad que permite esta oferta y el 26% se decanta por ellas cuando no encuentra su marca preferida en oferta.

“Estamos inmersos en un momento delicado para nuestra economía que nos lleva a una compra cada vez más inteligente como consumidores. Es una coyuntura que favorece las ofertas, las promociones y, por supuesto, a las marcas blancas que cada vez tienen mayor implantación en el mercado. Este estudio demuestra cómo el precio se posiciona como la variable fundamental en la elaboración de la lista de la compra y un dato muy esclarecedor para reflexionar es que más de una cuarta parte de los clientes se decanta por una marca blanca cuando no encuentra ofertas en sus marcas favoritas. Está claro que todo esto influirá de modo definitivo en la política de precios de las marcas durante este otoño”, explica Carlos Prieto, CEO y cofundador de Gelt.