El ‘mHealth’ y el ‘paciente del siglo XXI’: la gran revolución que deben aprovechar las marcas

La digitalización y los desarrollos tecnológicos, así como el uso de dispositivos móviles, están propiciando que cada vez más los españoles utilicen aplicaciones para llevar un control de su salud y mejorar su estilo de vida de cara a una esperanza vital cada vez más longeva

Los españoles somos muy propensos a preguntarnos el porqué de todo y buscar solución. Acudir a internet para conocer remedios caseros, síntomas o preguntar en foros sobre un problema es una realidad que no resulta novedosa. El interés creciente de la población por el cuidado de su mente y cuerpo viene acarreado por la altísima esperanza de vida que existe en el país (83 años), la cual seguirá aumentando conforme avance el tiempo.La preocupación por la salud ha crecido un 14% entre los españoles desde 2015, pero las medidas que se toman para la mejoría y prevención son totalmente distintas a hace cuatro años atrás. De hecho, tres de cada cuatro ya se informan sobre temas de salud vía web y a la hora de buscar la contratación de un seguro médico, online es el gran protagonista.

Con los últimos avances tecnológicos y el desarrollo digital, existe una gran capacidad de desarrollo comunicacional en el mundo health que, en la mayoría de los casos, está desaprovechada en la actualidad. El sector salud siempre ha estado muy ligado a las tecnologías y por ello es necesario preguntarse si el mundo digital en el que cada vez estamos más inmersos está realmente cambiando nuestro modo de cuidar y mejorar nuestra salud.

Esta es la cuestión principal que se ha planteado Phd Media y por la cual se ha realizado un estudio para ofrecer una imagen global del impacto del mundo digital en la salud. eHealth – salud en la era digital ha sido presentado esta mañana para analizar la temática desde cuatro ángulos: el usuario, el profesional sanitario, la tecnología y las implicaciones en comunicación para marcas relacionadas con el mundo de la salud. Así, el valor sobre el que Omnicom Media Group y Phd se han posicionado para la elaboración del mismo ha sido encontrar el mejor camino para dar soluciones a los problemas de salud de las personas. “Teníamos curiosidad en aprender y entender cómo afecta el desarrollo tecnológico al sector salud teniendo en cuenta la realidad social y la relación que existe con los usuarios”, presentaba Joan Jordi Vallverdu, CEO de Omnicom Media Group, junto a Oscar Dorda, managing director de Phd, quien aseguraba que “nuestra labor no se trata únicamente de dar respuesta a los cambios que nos afectan directamente en el sector, sino que debemos anticipar las grandes transformaciones globales y adelantar soluciones a demandas que quizá aún no existen”.

Javier Acebo y Raúl Gordo en la presentación del estudio eHealth – salud en la era digital | Fuente: Phd

El conjunto de tecnologías (redes sociales, aplicaciones, big data, videojuegos, dispositivos, funcionalidades,…) que se emplean en el entorno sanitario ofrecen una mejora en la calidad de vida de los pacientes, así como la eficiencia del sistema sanitario en temas relacionados con la prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y gestión. Según Allied Market Research, el eHealth en España alcanza los 110 millones de euros anuales, lo que supone 760.000 euros al día, datos que afirman la sexta posición del país en ingresos por salud digital, donde solo se supera en Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Rusia.

El estudio ha concluido con que la perspectiva de salud española es bastante positiva, pues el 80% de los encuestados afirmaba tener muy buen estado y tan solo dos de cada diez apuntaba hacia algún problema médico, aunque, como comentaba Javier Acebo, consumer insights director de Phd, “hay que tener en cuenta que los españoles somos muy benévolos con nosotros mismos”.

Acebo, junto a Raúl Gordo, custom research director de Omnicom Media Group, han sido los encargados de presentar la visión del usuario a través de un estudio ad hoc realizado en colaboración con Twitter. Ante datos tan buenos como que la población duerme una media de 7 horas, hace 5 horas de ejercicio semanal y 2 de cada 3 controlan su dieta, los expertos han indagado en cuáles son los principales problemas que sufre la población y cómo los solucionan. En este sentido, el dolor de cabeza es el más común entre la sociedad (36%) y la solución se asocia al consumo de analgésicos y antiinflamatorios. Lo destacable de este punto es que del 94% de las personas que compran en farmacias, un 7% lo hace de forma online. Y es que la penetración de internet en el sector no solo se traduce en una búsqueda de información, sino, cada vez más, en la compra de medicamentos en eCommerce.

El Dr. José Francisco Ávila de Tomás, responsable de grupo de nuevas tecnologías de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria (SoMaMFyC), ha presentado los diferentes usos de la tecnología en la asistencia sanitaria en la actualidad. Ávila de Tomás ha destacado los retos de la implementación de la historia clínica electrónica y la utilidad de apps y dispositivos entre los profesionales sanitarios. “Los médicos hacen consultas por el móvil para ofrecer una información más contrastada y actualizada y el paciente no siente rechazo, al contrario, agradece el interés depositado por parte del profesional”, explicaba el profesional.

El doctor José Francisco Ávila de Tomás presentando la oportunidad que ofrecen las tecnologías al sector salud | Fuente: Phd

Según su criterio, el gran problema no es que el paciente busque en Internet, sino la calidad de información que puede encontrar en la red. El flujo de información que se puede generar a través de las herramientas solo supondrá un beneficio si se hace un buen uso del mismo y se contrasta la información que se está obteniendo. De este modo, nace el ‘paciente del siglo XXI’, un nuevo modelo de consumidor que demuestra querer un rol activo en la toma de decisiones sobre su salud. El doctor apuntaba a la oportunidad comercial que esto supone: “Deberíamos utilizar ese interés del paciente para proyectarle la información que realmente le es relevante de una forma verídica y segura”.

En línea con lo que los avances digitales pueden mejorar la calidad de vida de la población, la empresa Virtualware ha mostrado cómo la tecnología puede aportar interesantes adelantos en el tratamiento de determinadas dolencias y en la divulgación y concienciación sobre enfermedades. Alberto Carlier, solutions architect de la firma, presentaba soluciones basadas en la gamificación y realidad virtual, así como una plataforma de telerehabilitación para facilitar el acceso a determinadas terapias a distancia. Estas tecnologías permiten a ayudar a pacientes en temas de mejora a nivel cognitivo, concienciación y rehabilitación de forma entretenida e inmersiva.

Con todo ello, Phd también ha querido destacar algunas de las principales innovaciones en la era digital relacionadas con la comunicación, para abordar la revolución del eHealth de la mejor manera y que sirvan de inspiración para las marcas relacionadas con el mundo de la salud. “Para innovar en el sector salud es necesario identificar territorios en los distintos grupos de data, contenido y social media y establecer comunicaciones flexibles, con tiempo, personalizadas y con poder”, manifestaba Javier Zorita, business development director de Phd, quien ha lanzado ideas aplicables a mejorar la experiencia de usuario, al aprovechamiento de la data o el Internet de las Cosas Mécicas (IoMT), planteando una visión de futuro optimista y disruptiva para la comunicación de eHealth. “Necesitamos entender qué quiere el cliente cuando nos solicita innovación, y adaptar nuestro papel como responsables de publicidad a la era digital. Es probable que, debido al avance tecnológico, nuestro enfoque un día esté en convencer al algoritmo que ordene la compra y no tanto al usuario”, añadía.

El experto ha apuntado claves sobre el contenido que pueden ayudar a conectar con la población, algunas son:

  • Retar a la audiencia para concienciar. Algunos retos como el #10YearsChallenge ayudan a conectar con la gente y entender el problema que afecta a gran parte de la población.
  • Si el audio es el nuevo vídeo, ¿por qué no meter aquí a las marcas?
  • La musicoterapia y la meditación pueden servir de gran ayuda a la población, lo que supone una oportunidad comercial para la creación de aplicaciones y cursos relacionados
  • Los formatos inmersivos son una gran ventaja para que las maracas tengan un papel activo a la hora de formar a colectivos poblacionales, a través de mezclar la educación con lo que quiere el usuario. Por ejemplo, si queremos que un niño entienda qué son las alergias o las intolerancias y cómo controlarlo, podríamos mostrárselo a través de un divertido cómic.

“Aportar valor a través del contenido es un hecho que deberían estar haciendo ya todas las marcas”, aseguraba Zorita.

Los médicos utilizan aplicaciones para mejorar las consultas que ofrecen a sus pacientes y aportarles contenido de valor | Fuente: Pixabay

 

Móvil y apps, llega el ‘mHealth

Teniendo en cuenta que el 95% de las personas accede a internet a través de un dispositivo móvil, a la hora de consultar temas relacionados con la salud, no podía ser de otro modo. El smartphone es el dispositivo más utilizado (43%), seguido del ordenador (36%).

Las webs son los sitios preferidos para buscar información relacionada para el 53% de los entrevistados. Le siguen Youtube (23%) y Facebook (21%). Sin embargo, el perfil que más se preocupa y que se interesa por obtener datos más reales se encuentra en Twitter, donde el twittero es el perfil que más aplicaciones usa que la media, sobreasaliendo 16 puntos. Es decir, dependiendo de las inquietudes de los usuarios, se busca información en una plataforma u otra:

  • Páginas webs: síntomas/dolores, alimentación y enfermedades
  • Youtube: ejercicio físico, alimentación y tutoriales
  • Facebook: consejos, ejercicio físico y salud
  • Twitter: enfermedades, consejos y ejercicio físico
  • Foros: síntomas/dolores, consejos y enfermedades

El peso de las aplicaciones entre los internautas cada vez es mayor. Según el estudio IAB Mobile 2019, de IAB Spain, creemos utilizar nueve aplicaciones a diario, pero la realidad es que usamos 31. Y cada vez con más tiempo de uso: el 60% del tiempo que invertimos con los móviles pertenece al uso de apps, lo que supone una media de casi 3 horas diarias (2 horas y 53 minutos).

En el caso del sector salud, la descarga de aplicaciones pasa por una búsqueda del usuario hacia información detallada (24%), monitorizar las actividades y registrar parámetros (22%) y para realizar seguimientos y llevar mayor control (18%), además de aumentar la educación y gestionar las citas y los resultados. Las aplicaciones más utilizadas corresponden con Sanitas, Adeslas y la de Servicios Sanitarios de las Comunidades Autónomas. Respecto a la monitorización, una de cada cuatro personas dispone de una pulsera de actividad física, por lo que también hace uso de aplicaciones para su control, siendo las punteras MyFit y Nike+ Training. Para 2020, se prevé que haya 214 millones de unidades de estos dispositivos conectados y wearables.

 

La realidad es que, a pesar de estos datos, todavía existe un uso pequeño y esporádico de estas aplicaciones, por lo que, como explica Raúl Gordo, “queda un largo camino por recorrer y alcanzar los beneficios de los que periodistas y médicos expertos aseguran serán innumerables”. En la actualidad, es insuficiente la comunicación que existe sobre eHealth y existe un grave problema de ‘Infoxicación’, por lo que los periodistas y comunicadores deberán empezar a dedicarle más espacio en poco tiempo.

El estudio apunta a que en los próximos años el mHealth multiplique el uso de estas aplicaciones en un 511%.

El sector salud en las aplicaciones móviles crecerá un 511% en los próximos años | Fuente: Pixabay

 

Principales conclusiones eHealth – salud en la era digital

  • La tecnología, a través del dispositivo móvil, supone una revolución para el sector salud y será una gran tendencia en los próximos años
  • El 73% de la población se informa online, y además se distinguen los canales en función de la demanda
  • Existe un ‘alto’ conocimiento de la información a través de tecnologías aplicadas a la salud, pero su uso todavía es esporádico y permanece casi invisible
  • La cita online y la telemedicina serán imprescindibles dentro de poco, al igual que los pulsómetros cada vez son muy populares y las consultas online muy esperadas.
  • Los usuarios de Twitter tienen un mayor interés, conocimiento y uso de las tecnologías sobre salud online
  • La tecnología supone una mejora a todas las partes de la intervención: mejora los materiales médicos con los que los profesionales pueden tratar a sus pacientes y los pacientes mejoran su calidad de vida. Sin embargo, todavía existe una gran falta de materiales con calidad suficiente con la que los profesionales puedan ofrecer soluciones reales al paciente

Acebo concluía el evento dando respuesta a la pregunta inicial: “La era digital ha cambiado nuestra forma de entender la salud y seguirá cambiando”