#SilverEconomy, nuevas oportunidades de negocio

Existe una oportunidad de negocio en el ‘envejecimiento activo’ tal y como se ha descrito en el foro “Silver Economy: un nuevo enfoque de la experiencia de cliente”, llevada a cabo por BBDO y la Asociación de Marketing de España, en donde “silverizar la economía” o “hacer amigable la marca” han sido algunas de las clave remarcadas en cuanto al sector silver se refiere

El 19% de la población española tiene más de 65 años, lo que quiere decir que la esperanza de vida ha aumentado dos años y medio por cada década desde 1940. Por ese motivo hay que ver el envejecimiento de la población como algo positivo y como una oportunidad de negocio. “No añadir vida a los años, sino años a la vida” y buscar el lado positivo o la cara buena al hecho de envejecer puede convertirse en un reto, más aún si no sabes como darle la vuelta a la tortilla. De acuerdo al consultor especialista en marketing de servicios y consejero de la Asociación de Marketing de España Juan Carlos Alcaide, se hace necesario acotar el concepto ‘silver’ para sacar jugo a la ‘silver economy’, que debe servir para generar productividad y mejorar la capacidad de la sanidad pública y privada, disminuyendo así la soledad y dependencia crónica de los mayores. De acuerdo al experto, podemos diferencias cinco grupos, y por ende cinco sectores a los que adaptar la oferta: Personas mayores laboralmente activas (50-63 años); personas mayores jóvenes (64-74), en las que se presenta un “envejecimiento activo” con el que se positiviza la madurez; personas mayores muy ancianas (85-94); personas longevas (más de 95); y personas centenarias (más de 100 años).

De esta forma, en estas jornadas sobre silver economy se ha analizado cómo convertir el envejecimiento de la población en una oportunidad de negocio. Víctor Conde, director general de la Asociación de Marketing de España, ofreció unos datos significativos sobre las oportunidades que representa la silver economy: “Según las proyecciones del CSIC, en 2050 las personas mayores de 65 años representarán el 35% de la población. Ante estas cifras, es necesario contemplar el marketing y la experiencia de cliente desde una nueva perspectiva”.

Atinar en el sector silver: Cuidados y digitalización

De acuerdo a Juan Carlos Alcaide podemos diferenciar dos enfoques en la silver economy: “La positiva, la de vivir la vida a sorbos con el concepto de envejecimiento activo y con mucho tiempo libre. Pero también la silver economy tiene otro lado menos fácil como el mundo de la geriatría. Un mundo menos glamuroso porque es menos positivo y porque hay factores que se ven como problemas, como son las enfermedades crónicas y los cuidados”. Además, el experto destacó que en la silver economy hay una oportunidad de negocio en torno a la soledad de mayores y en torno al concepto del “cuidatoriado”; así como en la digitalización, la cual debe generar productividad y mejorar la calidad de de vida de los mayores. Otro aspecto destacado es que la silver economy es fundamentalmente femenina por razones sociológicas: “las mujeres viven más y porque son las hijas las que todavía socialmente se encargan del cuidado de los mayores”.

La silver es la economía del futuro, según la Unión Europea el 31,5% de la economía va a depender del marketing para personas mayores, es decir 6,4 billones de euros en 2025. “Para 2060 habrá un 60% más de mayores, eso significa más cuidados, mejores actividades de ocio para ellos y por tanto, más puestos de trabajo” ha destacado Juan Carlos Alcaide. Por ese motivo, el experto señala que todos los sectores son susceptibles de ser reinventados para la silver economy, desde moda, alimentos, viajes, todo debe estar enfocados para los silver. “Hay que hacer un marketing para mayores. Es un grave error pensar que la digitalización no es para ellos y hay que trabajar el e-commerce. Debemos erradicar del vocabulario de marketing las palabras viejo o senior, todo debe ser más sutil hay que lograr que la marca sea conocida de forma amigable. En términos de marketing, hay que positivizar la vejez porque el futuro de la economía está en gente del pasado” manifestó Alcaide.

Entendiendo al cliente silver

Durante el foro también presentaron experiencias y casos de éxito como el de Meliá y Opticalia. Susanna Mander, global head of brand marketing en Meliá Hotels International, explicó una de las experiencias de la cadena hotelera en el mundo silver economy. “En nuestro caso hemos observado como el comportamiento de los silver está cambiando gracias a la tecnología. Por ese motivo a nivel de marketing hemos hecho una oferta de productos y marca diferencial que cumpla con las expectativas y demandas de los seniors”. Los silver son un target que influencia en su propio target, lo que ha llevado a Meliá a apostar por una influencer senior.

Víctor Gonzalo, subdirector general corporativo del área de marketing y comunicación en Opticalia Global Holding, S.A. ha puesto como ejemplo la campaña de Opticalia: una marca para jóvenes de todas las edades. “Cuando eres joven, eres joven para toda la vida. La juventud no solo es edad, es energía, es estar activo, es probar, cambiar, encontrarse bien con uno mismo y Opticalia se dirige a esa juventud que se cuida y que ve las gafas como un complemento de moda” ha asegurado el directivo. Desde Opticalia aseguran que el cliente silver debe vivir una experiencia cercana a su sentimiento. Debe ser tratado como se siente y hay que evitar las etiquetas, pasar de que algo es necesario a decir que es apetecible. Ahora la gente más joven lleva gafas graduadas en Instagram y es cool, eso ayuda a normalizar su uso y a eliminar etiquetas. En el caso de los audífonos deben migrar hacia el sonido y la tecnología y dejar atrás los problemas auditivos de la edad” sostuvo Víctor Gonzalo. Para finalizar, el directivo defendió que tenemos grandes oportunidades de negocio con un “nuevo cliente que ha cumplido años, pero que no se siente mayor”. Todos vamos a ser consumidores del futuro y la clave en el marketing es que hay que entenderlos.