Los anunciantes, satisfechos con las limitaciones a la fusión de Cuatro y Telecinco

Competencia da vía libre, aunque con condiciones en materia publicitaria, la fusión de Telecinco y Cuatro.

La Asociación Española de Anunciantes (AEA) ha transmitido a los medios su satisfacción ante el hecho de que la Comisión Nacional de Competencia (CNC) haya tenido en cuenta su posición y observaciones a la hora de aprobar la fusión entre las cadenas de televisión  Cuatro y Telecinco, en materia de concentración publicitaria. "La CNC ha tenido muy en cuenta la extensa documentación aportada por la AEA, tanto las diversas alegaciones como la contestación a diferentes test de mercado, lo que ha motivado que la fusión no se aprobara como en un principio estaba planteada –comentan los responsables de la asociación-  La AEA siempre ha sostenido que la fusión, sin los compromisos a los que se ha llegado, afectaba negativamente a los intereses de los anunciantes y suponía un abuso de posición dominante en el mercado publicitario televisivo".

Según un comunicado de la CNC los compromisos adquiridos por Telecinco en la fusión “limitan su autonomía comercial a la hora de gestionar publicidad televisiva y adquirir contenidos audiovisuales, lo que permite compensar los problemas de competencia que genera la operación de concentración".
Según la resolución de la CNC Telecinco no podrá vender mediante un mismo paquete comercial la publicidad de los dos canales de televisión en abierto de mayor audiencia de entre los que gestiona, con la condición adicional de que la audiencia conjunta de los canales de televisión incluidos en cada paquete comercial no sea superior a 22%. Igualmente Telecinco no podrá, a priori, desarrollar políticas de venta vinculada a los anunciantes de sus distintos paquetes comerciales de publicidad televisiva”.

Según el CNC estos compromisos favorecen la posibilidad real de que los anunciantes “puedan seguir anunciándose de forma separada en los principales canales de televisión de la entidad resultante. Además, se limita la dimensión máxima de los paquetes de publicidad televisiva ofertados por Telecinco a un nivel adecuado, para evitar que la publicidad televisiva de Telecinco se convierta en indispensable para un número significativo de anunciantes”.

En función de lo establecido por la CNC, y “en aras de una fiel vigilancia de estos compromisos”, la AEA ya ha informado de que se personará “en cuantos posibles expedientes se pudieran iniciar por incumplimientos de los mismos”.