Se mantienen las perspectivas de consumo según Millward Brown

El comportamiento de los consumidores ha variado ligeramente con la elección del nuevo Gobierno, especialmente en la percepción que se tiene del desempleo

Aunque sigue dominando la sensación de que la economía europea flirtea con el abismo y que la española depende de decisiones que escapan a su control, los consumidores están aflojando el control sobre los pequeños gastos, si bien congelan las dediciones a largo plazo que puedan acarrear riesgos imprevistos. Según el último informe de “Perspectivas de Consumo” que elabora Millward Brown, realizado entre el 21 y el 26 de noviembre, sigue dominando una sensación de estancamiento a pesar del cambio de gobierno, que queda demostrado en un comportamiento absolutamente racional en el que el precio sigue siendo el eje principal de la toma de decisiones. Además, el informe revela que la valoración económica del país sigue siendo extremadamente negativa (el 83,6% la considera mala o muy mala) mientras se desploma la opinión sobre el momento para realizar grandes compras (55,2%).

Sin embargo, la opinión sobre la economía  de los hogares el 28% la valora buena o muy buena mientras que un 19,6% mala o muy mala, de lo que se deduce una pequeña mejora de los indicadores sobre las expectativas acerca de la situación del país y de los hogares en los próximos seis meses. Más llamativo es el indicador sobre la evolución del desempleo, y es que el resultado de las elecciones ha producido alguna expectativa positiva, ya que el 26,4% dice que tiene confianza en que empiece a notarse la recuperación en los próximos meses.