Cine inmersivo para conectar con los clientes

Aterriza en España una iniciativa que permite disfrutar del cine de forma inmersiva e interactiva y que consigue que el asistente sea parte de la historia. Con el mundo del hampa, los años treinta y la Ley seca como escenario en su primera edición, el desarrollo está abierto a las marcas comerciales como herramienta para generar engagement y conexión con el target y para grandes empresas de cara a que lo empleen como herramienta comercial.Las marcas Coca-Cola España, Mucho Más Que Un Refresco y Gillette España serán las primeras en apostar por el cine inmersivo en España

 

Nuevas fórmulas llaman a la puerta de las marcas cada día para asegurar el contacto y un mayor nivel de engagement con la audiencia en general y sus potenciales clientes y una de las últimas, que está causando furor en el mundo del ocio y el entretenimiento, es el consumo de contenidos de forma inmersiva, llevando la experiencia un paso más allá: teatro, cine, videojuegos… cada vez hay más desarrollos que, gracias a la realidad virtual o aumentada, entre otras técnicas, o por otras vías no tecnológicas, pueden convertirse en acontecimientos inmersivos para el asistente o espectador.

En el caso del cine en las próximas semanas llegará a Madrid el primer evento de cine inmersivo en España. Una fórmula que ya se ha puesto en marcha en otras grandes ciudades como Londres o Nueva York con éxito de crítica y asistencia, que verá la luz gracias a la apuesta de la empresa Spectacular Entertainment, tanto para el público como para el sector publicitario, ya que está abierto a marcas comerciales y empresas en general que quieran aprovechar la experiencia como canal promocional, palanca de fidelización o herramienta corporativa, entre otros potenciales usos desde el punto de vista del marketing y la publicidad.

La cuestión es que Spectacular se inaugurará el próximo 19 de noviembre en Madrid con un espectáculo completamente novedoso que proyectará y recreará, a través de la película ‘Los intocables de Eliot Ness’ (mítico título del director Brian de Palma) el Chicago de los años de la Ley Seca. La cinta, ambientada en los años más duros del hampa en Norteamérica, narra la lucha contra el consumo de alohol y la mafia en la recta final de la Ley Seca estadounidense y se ambienta en un Chicago clandestino dominado por el contrabando de alcohol y el juego.

El “cine inmersivo” o “en vivo” es, en definitiva, una nueva forma de ver películas. Mezcla el cine con otras artes escénicas para trasladar al espectador a un nuevo nivel de entretenimiento, sumergiéndole por completo en el universo de la película. “¿Cuántas veces hemos imaginado estar dentro de una de nuestras películas favoritas? Todos aquellos que alguna vez hayan soñado vivir en primera persona algo así están de suerte porque por fin podrán hacerlo, porque por fín llega a España -explican desde la organización- El cine inmersivo no ofrece una experiencia a través de la tecnología, por lo que no se trata de usar gafas 3D ni realidad aumentada, sino de trasladar al público al universo de la película y en convertirlo en parte de la historia”.

La idea es que el cine cobre vida y se genere una experiencia totalmente sensorial para el asistente, algo nuevo y real que le haga formar parte del filme. Para recrear el ambiente clandestino de la película, el lugar donde se desarrollará el evento es un enorme secreto que sólo se revelará a los espectadores una vez confirmada su asistencia. “Porque desde el momento en que se compra una entrada ya formas parte de la experiencia. Ya no eres sólo un espectador, sino también un matón de la mafia, un agente del FBI o una confidente del Departamento del Tesoro”, detallan.

Y es que en el desarrollo final la organización recrea toda la atmósfera de la película, sus escenas más importantes, decorados, personajes y un largo etcétera dentro de una narración diseñada especialmente para el evento. Todo para que el espectador interactúe y se sienta protagonista, viviendo una experiencia inmersiva “espectacular”: “Desde que el espectador compra la entrada se activa toda una logística de inmersión en ese mundo que hace que el público que acuda se sienta parte de la historia. La organización irá informando de todos los pasos a los espectadores, desde el dress-code, códigos secretos para acceder al recinto, el lugar seleccionado y toda la información necesaria para asistir al evento”. Aunque todo lo que ocurre dentro del evento es secreto la organización ya ha adelantado que el público estará rodeado de actores, coches de época, Charleston y quizás hasta se pueda tomar una copa en un bar clandestino… Para disfrutar de todo ello incluso contarán con su propia moneda (tokens) con la que podrán interactuar de forma más real durante todo el evento, que se alargará durante más de 4,5 horas. Eso sí, los precios superan los 90 euros por asistente.

Se trata de un modelo de entretenimiento de enorme éxito en Londres, donde se lleva desarrollando los últimos 10 años con éxito de público, convirtiéndose en una oferta de entretenimiento muy asentada y reconocida en la capital británica en su oferta de ocio, al mismo nivel que los musicales y teatros.

Las marcas, a escena

Las marcas comerciales pueden sumarse a esta nueva iniciativa para estar más cerca de su público objetivo.  Pero no todas ellas. “Pueden asociarse marcas comerciales a distintos niveles, siendo siempre fieles al concepto del espectáculo, que es minimizar al máximo cualquier elemento que quede fuera de contexto de la inmersión –explica Eliana Tapia, directora de comunicación de Spectacular Entertainment- El objetivo es estudiar qué nos puede aportar cada producto o marca al evento e integrarlo en la historia de forma sutil pero efectiva. Creemos que existen multitud de posibilidades para las marcas, desde un product placement pasivo en los decorados o vestuario, una activación  en la cual el producto tenga protagonismo en alguna escena concreta, hasta una integración total y de interacción con el usuario”.

En definitiva, el proyecto pretende crear un branded content a medida para la marca, olvidando la publicidad convencional y propiciando un modelo que convierta a dicha marca en generadora de experiencias para la gente. “Por eso buscamos que exista una conexión natural y coherente entre marca, producto y el universo que se recrea. De otra manera generaríamos rechazo. Se estudia cada caso de forma específica y se analiza hasta dónde podemos llegar, haciendo una propuesta modular. Ya que, además del evento en sí mismo, la marca puede estar presente de forma integrada en la comunicación del evento y todo el desarrollo”, sentencia Tapia.

Las ventajas para las marcas son básicamente dos: por un lado generación de engagement con los usuarios que participan en el evento y, por otro lado un incremento del awareness por implicación en un evento singular y diferente en cada una de sus ediciones. “Las ventajas y resultados dependerán mucho del tipo de integración que realicemos –explica la responsable de comunicación- Los  resultados dependerán del grado de implicación final que busque la marca. Cuanta mejor integración y desarrollo tenga, mejor presencia y aceptación. Y siempre se pueden estudiar escenarios sorprendentes que en sí sean una noticia dentro del espectáculo”. En esta primera edición las marcas que se han asociado al evento son Gillette y Coca-Cola, aunque se desconoce el tipo de integración que se ha llevado a cabo con ambas firmas de gran consumo.

De forma paralela la empresa organizadora está ofertando el desarrollo mediante reserva privada como evento corporativo propio para grandes empresas, como incentivo para recurso humanos y acciones comerciales con clientes seleccionados. En tales casos se realizará el evento un día concreto como pase exclusivo por el total del aforo máximo. Asimismo se plantean realizar paquetes de descuento por volumen de entradas para que las empresas las puedan emplear como herramienta de fidelización o captación de nuevos clientes.