Actualidad
Advertisement

Las pérdidas ‘a todo gas’ del sector automoción

El sector de la automoción en España ha sido uno de los más castigados por la crisis del Covid-19. El canal de particulares ha caído en abril hasta un 98’2% con pérdidas millonarias debido, en gran medida, a la falta de suministros y la rotura del propio mercado de abastecimiento. Las previsiones de los organismos internacionales y del Banco de España para este año son muy negativas y se estima una posible caída del PIB hasta el 15%, con un incremento del desempleo hasta llegar al 24% y una crisis más profunda que la de 2008

► El año 2020 comenzaba con un profundo proceso de transformación para el sector automoción que modificaría por completo la forma en que hasta entonces se entendía la industria, adaptándose a nuevas necesidades y demandas de la sociedad relativas al transporte y la movilidad a medio y largo plazo -como podría ser la emisión neutral de CO2 de cara al futuro-, conforme al informe de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) ‘Automoción 2020-40, Liderando la movilidad sostenible’. Según la patronal, España es un país competitivo e innovador en el ecosistema compuesto por proveedores, fabricantes de vehículos, centros tecnológicos, ingenierías y universidades de primer nivel. De hecho, tan solo los proveedores de automoción invierten en I+D+i más del 4% anual de su facturación (1.458 millones de euros en 2019); lo que nos posiciona como un país de referencia dentro del contexto mundial. El sector supone el 10% del PIB español y abastece a dos millones de personas laboralmente, empleando el 9% de la población activa. Actualmente, el 18% del total de las exportaciones del país proviene del sector -según datos de Anfac-, generando un valor en torno a la producción que abarca desde concesionarios de venta hasta los talleres de reparación y mantenimiento, más toda una serie de fabricantes de componentes.

La situación de crisis vivida estos últimos meses ha afectado a todo el sector en su conjunto; especialmente en la producción de turismos. Pero ni el confinamiento ni el miedo al contagio han sido los motivos de la fuerte caída, que ha registrado un desplome histórico con datos realmente preocupantes, sino que el detonante ha sido la falta de suministros y la rotura del propio mercado de abastecimiento, según un informe de KPMG. Y es que, desde que se produjo la primera alerta del virus en China, la preocupación del sector comenzó a aumentar, pues es considerada la ‘fábrica del mundo’ ante la alta dependencia de componentes, piezas y materias primas que tienen con la potencia el resto del mundo. Tan solo en Wuham -la zona cero de la crisis- representa el 7% de la producción de vehículos eléctricos del gigante asiático y es la sede de gran número de empresas proveedoras del sector. En el primer trimestre de 2019, como afirma Anfac, la producción ya descendió un 0’86% respecto al mismo periodo del año anterior, fabricando 261.663 unidades; cifra que siguió bajando hasta el 1’7% hasta finales de abril. Con la entrada en vigor de la normativa WLTP -que sustituye a la anterior (NEDC) y pretende aportar cifras más realistas y parecidas al uso real del consumo de vehículos-, se agrava la bajada de matriculaciones y se espera que los impuestos sigan castigando el sector de cara a 2021. La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) confirma que el total de plantas que han dejado de producir asciende a 196 en la Unión Europea, lo que supone 2’3 millones de vehículos hasta principios de junio. De éstas, 142 factorías se dedican a la producción de turismos, 38 fabrican vehículos comerciales ligeros, 58 ensamblan vehículos pesados, otras 58 se dedican a la construcción de autobuses y 71 a motores. Las 16 empresas miembro de la asociación están presentes en 21 países europeos.

En España, las cifras son igualmente preocupantes y el cierre de las 17 plantas productivas existentes en el país ha llevado a más de 60.000 empleos suspendidos. Debido al impacto, la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) estima que la industria de componentes del automóvil facture entre el 20 y el 40% menos de lo previsto para 2020, ya que el 90% de los mismos cesó su actividad y siguen encontrando dificultades tras la desescalada ante la baja demanda de pedidos. La imposibilidad de abrir los concesionarios provocó que el canal de particulares cayera en abril hasta un 98’2%, el más reducido por delante del de empresas (-97’3%) y el de alquiladoras (-93’6%). Las matriculaciones han registrado su peor cifra en los últimos veinte años, con una caída del 96’5% respecto a abril del año pasado, según la Anfac, quien confirma que “nunca en la historia se había registrado una cifra tan baja de venta de vehículos”, pero anima al sector por deberse a un hecho justificado, el cual tampoco se había experimentado anteriormente con dicho calado como el provocado por la pandemia por Covid19.

Laura Crespo, directora de marketing de BMW España, asegura el gran impacto que dejará la crisis en el sector automoción, correlacionado con los distintos canales: “Por un lado, el canal RaC, más vinculado a turismo, será el más afectado. Por otro lado, el canal Corporate y Particular, están muy relacionados con el devenir de la economía, la confianza y la tasa de paro. En total, se estima que la crisis podría tener un impacto del -46% en nuestro mercado automotriz” y asegura que, en este contexto, la ambición será mejorar la cuota de mercado.

Algunos grupos, como Gestamp, Cie Automotive y Grupo Antonlin -las tres grandes multinacionales españolas de piezas para la automoción- han sufrido con antelación los problemas de la pandemia y llevan tiempo enfrentando la crisis con un escudo de liquidez de 3.500 millones de euros; pozo conseguido tras varios años de fuerte crecimiento que las ha situado en el mapa de la automoción global para marcas como Volkswagen, Toyota, Renault-Nissan o PSA. Sin embargo, pocas compañías se han preparado para algo tan inédito como lo ocurrido mundialmente en los últimos meses.

Según datos de Infoadex, la inversión total en automoción durante 2019 alcanzaba casi los 565 millones de euros (564.960.569€), siendo los automóviles turismo los que más inversión realizan publicitariamente al sector (91%), seguido de los vehículos industriales (4’9%) y motoclicletas (1’3%). Los patrocinios y eventos supusieron un 1’2% del total, mientras que neumáticos, líneas de automoción, accesorios y mantenimientos y náutica, no alcanzaron el 1% (0’7%, 0’6%, 0’2% y 0’1%, respectivamente). En cuanto a las marcas que más parcela económica destinaron se encuentran Seat (42.674.559€), Peugeot (42.380.396€) y Volkswagen (42.017.713€). El ranking lo completa Ford, Opel, Renault, Audi, Nissan, Toyota y Citroen. Por sectores, televisión se llevó casi la mitad del pastel en 2019 con una destinación del 45’7% -lo que supone 258.330.225€-, seguido de internet (28’8%), radio (8’8%), exterior (6’6%) y diarios y revistas, que ambos registraron una cuota del 4’4%. Suplementos y dominicales fueron los canales con menos inversión (0’1%), mientras que el 1’2% restante fue a parar a la gran pantalla, el cine.

Ahora bien, atendiendo a la inversión realizada por el sector durante los primeros meses de 2020, incluyendo el mes de marzo donde ya la pandemia azotaba gran parte del mundo, la inversión se redujo en un -15’7% en el caso de los turismos con respecto al periodo de enero a marzo del año anterior (2019); los vehículos industriales redujeron la misma en un -55’4%; los patrocinios y eventos en un -26’1% y la línea de automoción en un -71’9%. El área donde más caídas se registraron fue en accesorios y mantenimiento (-75’6%), mientras que otras como motocicletas, neumáticos o náutica aumentaron dicha parcela económica en un 17%, 62’3% y 53’3%, respectivamente.

 


Accede al contenido completo de este reportaje para conocer muchas más acciones y datos sobre cómo el Covid-19 ha afectado el sector finanzas en el número 427 de la edición impresa de El Publicista, correspondiente a la segunda quincena de julio. Disponible en nuestra tienda online y también descargable en tu dispositivo móvil a través de nuestra app para sistemas IOS y Android