El Grupo Publicis inicia acciones legales contra Ymedia

Zenith Media, S.A. - sociedad perteneciente al Grupo Publicis - ha presentado una demanda en España contra la sociedad Ymedia por la realización de actos prohibidos por la Ley de Competencia Desleal.

Esta acción se ha tomado con el objetivo de defender los intereses legítimos de la compañía en España, los de sus clientes y sus profesionales, según reza un comunicado prensa remitido por Zenith Media. El Grupo Publicis entiende que la sociedad Ymedia ha llevado a cabo políticas desleales de captación de clientes y profesionales procedentes de Zenith Media.

El comunicado finaliza con las siguiente líneas: “Al considerar el Grupo Publicis que las actuaciones de Ymedia y sus principales directivos – anteriores gestores de Zenith Media - han lesionado gravemente los intereses de la compañía, se solicita el amparo de la Justicia para que cesen esas actuaciones de inmediato y se resarzan los daños producidos hasta la fecha”.

Una hora después Ymedia responde a Zenith Media con otro comunicado en el que hace mención a sus diez contratos ganados por concurso desde que se fundó la compañía hace nueve meses y al equipo de treinta especialistas con el que cuenta. “Estamos muy tranquilos”, declara Jose Maria Casero.” Hemos sido honestos en nuestros planteamientos y en nuestro proceder con nuestra anterior empresa, a la que respeto y admiro. No obstante hay que recordar que los clientes actúan con total libertad y no siguen los logotipos ni las enseñas sino la calidad del servicio que se les presta. Lo mismo ocurre con los profesionales, son libres para decidir su futuro profesional y por eso hay que saber mantenerlos motivados. Esta reacción por parte de Zenith Media, desproporcionada e injustificada, nos lleva a pensar que siguen sin aceptar una decisión que tomé en base a mi sentido profesional y el nacimiento de este proyecto al que se han unido otros profesionales”.

“El Publicista” se ha puesto en contacto con las dos agencias de medios implicadas que insisten en que no quieren que esto se convierta en una guerra de declaraciones.