Proteger a los jóvenes en internet es tarea de todos

FAD Juvetud lanza una campaña en la que sensibiliza sobre la responsabilidad compartida de diferentes actores como familias, autoridades políticas, docentes, creadores de contenido… de promover el bienestar digital y establecer límites 

‘Acompañar es tarea de todos y todas’ es la llamada de atención por parte de FAD Juventud a todos los sectores de la sociedad que pueden contribuir a un acompañamiento digital seguro y saludable. 

De acuerdo con la entidad, un tercio de las personas jóvenes de 15 a 29 años no habla con nadie de lo que hace en Internet, y el 40,3% no recibió recomendación de nadie de su entorno sobre cómo mejorar su seguridad o comportarse en Internet. Además, un 66% piensa que el tiempo que pasa en internet es excesivo. 



Ante esta realidad, fad Juventud ha presentado una campaña con el objetivo de sensibilizar sobre la urgencia de un acompañamiento que haga frente a los riesgos digitales que enfrenta la juventud. Con un enfoque en la responsabilidad compartida, esta iniciativa busca movilizar a familias, educadores, educadoras, plataformas digitales, autoridades políticas, creadores de contenido, y a la propia juventud, para garantizar un entorno digital seguro y saludable.

Diseñada por la agencia Pink, la campaña incluye tres spots publicitarios para televisión  (20 segundos cada uno), una cuña de radio y gráfica para prensa y publicidad exterior. Además, la campaña cuenta con una web donde se facilitan consejos e ideas para los distintos colectivos que tienen responsabilidad en este ámbito.



El concepto se construye a través de una metáfora visual en la que diferentes dispositivos tecnológicos cuelgan del techo en un espacio oscuro. A continuación, madres y padres junto con sus hijos e hijas intentan controlar los posibles riesgos del uso de estos dispositivos. Sin embargo, la simple prohibición del acceso a la tecnología no funciona. En su lugar, la campaña sugiere como alternativa acompañar a adolescentes y jóvenes y unir esfuerzos con otros actores, para educar en el uso seguro y responsable de la tecnología.

A las familias se les aconseja establecer normas claras sobre el uso de la tecnología y promover un diálogo continuo sobre sus riesgos y beneficios, fomentando un uso consciente y apropiado. A los docentes se les insta a aprovechar las ventajas de la tecnología para enseñar sobre los propios riesgos de la misma. Para las plataformas digitales, se pide una mayor regulación y mejora de las herramientas de control parental. En el ámbito legislativo se sugiere la creación de leyes que protejan a niños, niñas y adolescentes en el entorno digital y a los creadores de contenido se les insta a ser responsables con el contenido y su capacidad de influencia.

Accede a la ficha técnica completa de la campaña