Roman cierra 2020 con 8’7 millones de euros cumpliendo los objetivos de su plan estratégico 2016-2020

La consultora mantiene su crecimiento estable en ingresos en 2020, acumulando un incremento del 50% en los últimos 5 años

Roman ha finalizado el ejercicio 2020 con unos ingresos de 8,7€M. La consultora de comunicación concluye así de manera exitosa el despliegue de su plan estratégico 2016-2020, que le ha permitido elevar su facturación en un 50% a lo largo de este periodo, con un crecimiento sostenido durante estos últimos cinco años. Más allá de la plasmación en cifras de su desarrollo, Roman ha conseguido alcanzar los diferentes objetivos del plan estratégico del quinquenio orientado en 4 ejes:

  1. Diversificación y consolidación de servicios globales
  2. Despliegue de valores de marca
  3. Reinversión en personas y talento
  4. Referente como partner en reputación corporativa

“Nuestro performance en estos últimos 5 años nos ha permitido consolidar nuestra posición de referencia como una de la principales consultoras de comunicación de nuestro país, altamente cualificada y diversificada en su portfolio de servicios”, explica Silvia Alsina, directora general de Roman. Y añade: “Esta generación de valor constante para nuestros clientes ha sido, sin duda, un elemento que se ha mostrado fundamental en este 2020, marcado por el COVID 19, en el que hemos mantenido nuestro crecimiento, pero sobre todo hemos podido ofrecer a las empresas y a nuestros clientes una gran capacidad de adaptación en momentos de gran trascendencia en los que la calidad, la solidez, el compromiso y la experiencia resultan fundamentales”.

Consolidación de la división de comunicación financiera

La diversificación de servicios atendiendo las necesidades del mercado, fruto de la profundización en el enfoque customer centric, encuentra un buen ejemplo en el crecimiento de la división de comunicación financiera, nacida hace 5 años. Su buen posicionamiento en el mercado, gracias a la captación de una amplía cartera de cuentas de elevada exigencia, les permite dar un servicio especializado de alta calidad, clave en la diversificación de servicios de la consultora. En concreto, la división de comunicación financiera que cuenta con doble dirección en las oficinas de Madrid y Barcelona, ha experimentado un crecimiento exponencial como muestra el hecho de que en este 2020 ha contribuido a que Roman se convierta en la primera agencia española en comunicación en valor de operaciones de M&A. Entre sus clientes se encuentran compañías cotizadas, bancos, aseguradoras, gestoras, fondos de inversión, patronales y fundaciones bancarias.

El desarrollo de estos servicios junto al de la actividad troncal de comunicación corporativa ha equiparado en tamaño y aportación de negocio las oficinas de Barcelona y Madrid, a la vez que se ha consolidado una red de corresponsales en diferentes zonas del territorio español y en Portugal.