Actualidad
Advertisement

Patricia Pérez Romera (AMT):  “Hay que perder el miedo a colaborar entre agencias”

Como socia y ceo de la agencia AMT,  está convencida de que la colaboración entre agencias es vital para el desarrollo del negocio. Su propósito es “evolucionar el modelo convencional de agencia a un sistema más colaborativo, flexible, que sea capaz de convertir la comunicación no solo en un canal sino en la posibilidad de crear un impacto positivo en la sociedad”. Su agencia basa su estrategia en la transcomunicación, buscando la gran idea que funcione con independencia del canal o disciplina de comunicación que se use (digital, RR.PP, Big Data…..).

En nuestra sección REFERENTES, que trata de poner en valor a la mujer desde el punto de vista profesional, desvela diversas cuestiones planteadas a nivel personal y profesional. La entrevista fue publicada en versión reducida en el número 462 de la edición impresa

Personal:

¿Cómo te autodefinirías?

Como una persona inquieta, constante, con capacidad de adaptación y con mucho que aprender todavía.

¿Por dónde te gustaría perderte?

Por Tanzania en familia, en la zona de Grumetti. O por cualquier parte del mundo con mis amigas… que así descanso de todos.

 ¿Cuáles son sus referentes femeninos y masculinos en el sector?

Soy poco personalista, me gusta profundizar en temas que tocan en alguna de sus vertientes la comunicación, el interiorismo, la lectura…tengo la suerte de conocer a personas diferentes que me inspiran en muchos ámbitos y especialmente aquellas que son capaces de romper mis esquemas, personas inquietas, enérgicas, creativas….

¿En quién te inspiras?

Me inspiro en todos aquellos que se esfuerzan para sacar adelante aquello en lo que creen, que desprenden compromiso y valentía sea para emprender o dirigir un negocio, sus valores o ideas… Creo que podemos aprender mucho de mucha gente.

¿Cuáles son tus aficiones culturales y deportivas?

Me encanta leer. Novela negra principalmente y siempre con una copa de vino. Me gusta una buena conversación con amigos.

Si pudieras cambiar de profesión, ¿qué te gustaría ser?

Cualquiera que esté relacionada con la creatividad, que me permita inspirar a los demás y si tuviera que definirlo en una profesión me apasiona el interiorismo, al final es otra manera de seguir comunicando.

Profesional

¿Coméntanos tu trayectoria profesional y las dificultades que tuviste como mujer? ¿Se han cumplido tus sueños?

Me siento muy afortunada tanto en mi trayectoria como en lo que estoy construyendo. En 16 años de carrera estoy dirigiendo a un gran equipo, con capacidad de cambiar los modelos de negocio y relación e intentando evolucionar el modelo convencional de agencia a un sistema más colaborativo, flexible, que sea capaz de convertir la comunicación no solo en un canal sino en la posibilidad de crear un impacto positivo en la sociedad.

AMT nació hace 16 años como agencia de relaciones públicas pero ha ido evolucionando a ofrecer servicios en otras disciplinas, ¿esta es la evolución que deben seguir todas las agencias? ¿La tendencia es hacer todas las agencias lo mismo? ¿En dónde radicará la diferenciación?

La tendencia es que las agencias sean capaces de ofrecer un buen servicio allí donde sean buenas. Nosotros descubrimos el camino de la evolución y nos está funcionando muy bien. Vemos que multinacionales compran agencias de otras disciplinas e intentan unir servicios, pero no van de la mano, siguen trabajando en paralelo. La diferenciación radica en hacer las cosas muy bien, tener un equipo preparado… y en perder el miedo a colaborar entre agencias si entre ambas puedes ofrecer un mejor servicio a tus clientes .Creo mucho en la colaboración.

Su agencia se posiciona en la filosofía de la transcomunicación, ¿Qué entendéis por esta metodología?

La transcomunicación es una forma de entender la comunicación donde al final buscamos una BIG IDEA que funcione con independencia del canal o disciplina de comunicación que se use (digital, RR.PP, Big Data…..). La transcomuncación trabaja ideas enfocadas a resultados de negocio y solución de problemas.

Esta metodología es muy nuestra, muy de nuestro ADN, requiere de una capacidad de adaptación constante a las situaciones y escenarios. Nuestros servicios evolucionan a la vez que el mercado y nuestros propios clientes. Nos permite tener una mentalidad cambiante, transgresora y de empresa innovadora.

¿El concepto de transcomunicación es fácilmente entendible por los clientes?

Es un concepto sencillo. Con resultados medibles. Se entiende fácilmente. Creo que más que fácil o difícil, el término es Valiente, salir de la zona de confort y confiar. Yo os aseguro que funciona. La agencia crece con este concepto. Los clientes nos lo compran.

AMT es la única agencia española que forma parte de CONFRAD, la red de agencias independientes de comunicación y creatividad más grande del mundo. ¿Qué les reporta esta asociación?

Reporta una visión internacional y poder compartir ideas e insights con el resto de la red, nos permite además no solo llevar una misma campaña a varios países sino adaptarla a sus culturas. Pero como todo, hay que dedicarle horas y recursos… es una red para crecer.

¿Cómo ves el futuro de la publicidad, teniendo en cuenta el hastío de los consumidores y el auge del branded content o los contenidos de marca?

Intento ser optimista: el futuro es bueno. Como en todas las profesiones el éxito está en la capacidad de evolución. ¿O no ha cambiado la industria textil? ¿Y la alimentaria? ¿Y la de automoción? Hay que evolucionar, ver qué ofrecen las nuevas tecnologías, ver qué quiere el usuario final y saber adaptarse, en AMT somos bastante camaleónicos.