Hyundai gana El Mundial por presión publicitaria

La marca surcoreana de automoción lidera el ranking como marca con más presión publicitaria en El Mundial de Rusia, seguida de Reale y FIFA

Por presión publicitaria en el reciente Mundial de fútbol, la automovilística surcoreana se ha llevado el oro como marca con 1.110 Grp’s a formato gracias a su estrategia de patrocinios y spots durante la competición. Reale se lleva la plata con 930 puntos de presión publicitaria, y el bronce ha sido para FIFA, con 553 Grp’s a formato.

Respecto a los spots de oro de este Mundial, Iphone X consigue ser el que más Grp's acumula en un solo pase, llegando a 32,6 en el partido de España-Rusia. En Grp's a 20'', en cambio, es Seat el que consigue el primer puesto en el debut de España con 55,6 Grp's a 20''.

Según Kantar Media, seguida de Croacia (con 24 millones de espectadores), La Roja ha sido la selección con mayor índice de audiencia acumulada de todos los partidos jugados (28 millones).  Francia no ha alcanzado tal seguimiento (22,2 millones) a pesar de su victoria, e incluso la Selección Rusa se sitúa delante con 22,7 millones.

En las redes queda patente el seguimiento de la Selección Argentina dentro de nuestras fronteras, situándose como el segundo equipo más nombrado por detrás de la Selección Española en Twitter. Acumula 408.044 menciones y 94.774 autores únicos, generando incluso más engagement que Francia (470.286 tuits) y Croacia (451.985 tuits).

Según Ymedia, tras 64 partidos de la competición, Tele 5 ha conseguido 5,3 millones de espectadores con sus 26 partidos emitidos, un 44,7% de share. El encuentro más seguido de esta cadena fue el España-Rusia, con más de 12,2 millones de personas (72,2% de cuota de pantalla) que se convirtieron en 14 millones en el minuto de oro de la jornada.  Cuatro, con 2.543.000 espectadores, logró un 22,3% de share con 32 partidos emitidos. En este caso, el partido más visto fue Francia-Argentina en la fase de octavos, con más de 5,9 millones de españoles (45,3% de cuota de pantalla). Por otro lado, BeMad y Energy obtuvieron audiencias de algo más de 100.000 espectadores de promedio.

En cuanto a las audiencias de los últimos partidos de la competición, el primer partido de semifinal fue Francia-Bélgica, con victoria para Francia, con una audiencia de más de 5,8 millones de personas, lo que supuso un 49,5% de share. El segundo, Croacia-Inglaterra, llegó a 5.473.000 personas, 47,5% de share. Para finalizar, la gran final entre Francia y Croacia la vieron de media 7.793.000 personas, un 57% de la audiencia. Dicho encuentro, que finalizó con la segunda estrella para la selección gala, llegó a 9 millones de personas en el minuto de oro de la jornada.