Actualidad
Advertisement

El nuevo paradigma de inversión publicitaria: ¿Televisión tradicional o conectada?

El 76% de los no usuarios de plataformas de pago estaría dispuesto a pagar por un servicio de TV Conectada, mientras que ésta está poniendo el foco en segmentos más jóvenes y ofrece a las marcas beneficios que no se encuentran de forma tan exacta en la televisión lineal

La publicidad en plataformas de streaming a cambio de suscripciones gratuitas o de precios más reducidos ha llegado para quedarse, pero no va a sustituir a la inversión en televisión lineal. Esta es la principal conclusión del desayuno-coloquio ‘TV Incremental: Ahora es el momento’, que ha organizado esta mañana Making Science y que ha contado con la participación de Google y Xandr, plataforma de publicidad para Netflix, entre otros.

Durante el acto, se han analizado las implicaciones de la publicidad digital en las plataformas de streaming en un momento en el que el 76% de los que no son usuarios de plataformas de pago estaría dispuesto a pagar por un servicio de TV Conectada, según datos de la IAB. Esto indica que la audiencia está cambiando de gustos y hábitos de consumo, lo que ha abierto camino a la expansión de medios y plataformas de contenidos audiovisuales.

Esta diversificación de formato audiovisual amplifica las opciones de inversión en el ámbito televisivo, donde la TV conectada se ha convertido en una parte indispensable del mix de medios a la hora de implementar campañas de forma eficiente. Un estudio de Magnite asegura que el 78% de los encuestados no creen que la publicidad suponga una barrera para las plataformas de streaming, destacando que prefieren ver publicidad a cambio de suscripciones gratuitas o de precios más reducidos.

Sin embargo, la televisión tradicional no está en declive.

Jorge Alonso, products and tech solutions director en Making Science explica: “Si revisamos los datos de consumo de la televisión conectada y la lineal, llegamos a la conclusión de que ambos medios coexisten y tienen sus propios huecos en el mercado. Esto se debe principalmente a un motivo generacional. Al fin y al cabo, los segmentos poblacionales de mayor edad siguen prefiriendo el modelo tradicional”.

En esta línea, la televisión conectada pone el foco en segmentos más jóvenes y ofrece a las marcas beneficios que no se encuentran de forma tan exacta en la televisión lineal. Uno de los principales beneficios de este soporte son las segmentaciones precisas y los mensajes personalizados, ya que la televisión conectada requiere un inicio de sesión, de forma que los usuarios están identificados con un perfil personal. De esta manera, las plataformas de streaming permiten cruzar los datos de lo que cada usuario visualiza, con datos demográficos, geolocalización, idioma o el tipo de dispositivo.

Gauss Connected TV

En este contexto, resulta de gran importancia la creación de herramientas que permitan hacer una planificación y medición integrada de la inversión de las marcas en televisión, tanto tradicional como conectada. Para ello, Making Science ha desarrollado Gauss Connected TV, una plataforma que permite realizar una planificación y reporting integrado, donde a partir de un presupuesto o GRP objetivo, el usuario pueda obtener la planificación de televisión con el reparto de la inversión entre medios y canales, permitiendo a las marcas, además, tener una visión holística de su inversión para optimizar resultados.