Influencer marketing: la estrategia del doble impacto

¿Hay una estrategia clara y definida que garantice el éxito a la hora de poner en marcha una campaña o activación basada en influencers?  Sobre todo para alcanzar a los consumidores más jóvenes y en las nuevas plataformas sociales. La mejor estrategia es la del doble impacto, tal y como resume en este artículo Julen Elizari, fundador y CEO de la agencia especializada Dequebuzz, donde además da las claves a la hora de abordar un ejercicio de este tipo

 

Hoy en día es moda en la industria del marketing, concretamente en el ámbito publicitario o de la comunicación comercial, segmentar las audiencias de las empresas y marcas por generaciones: Boomers, Generación X, Millennials, Generación Z, Generación Alpha, Generación Beta…

Dejando de lado que cada vez hay más micro segmentos poblacionales que no se sienten identificados con una u otra generación, existe otra moda o tendencia que subyace también, en paralelo, junto a la primera: la de dirigirse en específico a la llamada Generación Z y erigirse en conocedores de sus hábitos, gustos, costumbres y aspiraciones apoyándose en múltiples estudios y muestras de producto que lo atestiguan.

Cada vez son más frecuentes los briefs en el nicho del influencer marketing (y seguro que también en el resto de nichos de la industria) en el que prácticamente el objetivo esencial es encontrar perfiles para impactar sobre esta sala joven con TikTok como telón de fondo protagonista.

El target está claro, y el canal, también. Llegamos a lo difícil entonces: el mensaje.

Y aquí es donde en mi opinión radica el meollo (y el problema) del asunto. Carecemos muchas veces de la clave para que la marca y su contenido funcionen: la empatía. 

Queremos impactar y ser exitosos sobre la Generación Z con nuestra mirada boomer.

Los tomadores de decisiones preparan una campaña para chavales de veinte años, pero con el sesgo de uno de cincuenta. No va a funcionar.

El influencer marketing es una herramienta muy efectiva porque nos permite llegar a audiencias específicas y altamente comprometidas. Los influencers suelen tener una relación cercana y auténtica con sus seguidores y cuando el mensaje de la marca llega a través de estas personas es mucho más efectivo que cuando llega directamente desde la marca.

Es verdad que existe el miedo por parte de las marcas a perder en parte el control del mensaje y contenidos. Pero ese temor no es real o no debería serlo, al menos, si trabajan codo con codo junto a agencias y actores especializados y profesionales. Existen pautas y guías para controlar y monitorizar el contenido que desarrolla el influencer y hay una supervisión lógica para incluir los mensajes principales y estratégicos de la marca. Y además, también se aprueba siempre el contenido antes de ser publicado. Con estos mecanismos, el control del mensaje y del contenido está garantizado.

 

Dequebuzz emplea la estrategia de doble impacto en las campañas que lleva a cabo para sus clientes, donde se encuentran marcas como Movistar, Amazon Prime, Lvbet, Mahou, Pepe Jeans o Samsung, entre otras.
 
 
 

 

Pues bien, en el mismo contexto, es cierto que sí hay marcas y agencias que son conscientes de que el mensaje y el tono de contenido lo tienen que emitir los influencers centenialls y delegan en ellos el contenido. Sin duda, esto mejora lo anterior. Pero no tiene por qué asegurar el correcto impacto de la campaña.

¿Cómo se llega al término medio incorporando ambas cosas, pues? Con una estrategia de doble impacto: aquella que conforma la creatividad de unos contenidos disruptivos adaptados por los propios tiktokers y una correcta segmentación e implementación de Tiktok ads. 

De esta manera, creadores de contenidos y agencias van de la mano. Y las grandes beneficiadas de este maridaje, son las marcas,

El punto de partida es tener una promoción actual. Pongamos como ejemplo una promo de una plataforma X. Hoy en día, las ofertas de suscripciones a plataformas se van moldeando y adaptando a los hábitos de consumo de los segmentos más jóvenes y las adscripciones a este tipo de promociones ya no son a año vista, sino mes a mes. 

 

“Cuando creadores de contenidos y agencias van de la mano todo funciona mejor. Y las grandes beneficiadas de este maridaje, son las marcas”

 

Al hablar de influencer marketing es evidente que el reto pasa por generar contenido relevante. Y para lograrlo hay que apoyarse en insights reales del consumidor, que el contenido o la propuesta esté inspirado por tendencias en las plataformas, real y auténtico pero al mismo modo en línea con la marca y sus valores. Por eso es necesaria la empatía con la Generación Z y crear contenidos disruptivos por un lado, y segmentarlos y promocionarlos, después. Con la firme intención de conseguir captar su atención y llevar tráfico y conversión a plataforma.

Empleando un símil pugilístico, resulta difícil poder noquear a tu adversario con un solo croché; sin embargo, si el golpe es doble y simultáneo, la victoria por KO será inmediata.

En resumidas cuentas, si nos ponemos en los zapatos comunicativos de los jóvenes en edad de trabajar, creamos un contenido humorístico y disruptivo ad hoc con Tiktok como canal base y segmentamos este contenido hacia nuevas audiencias dentro del mismo nicho, es muy probable que nuestro contenido tenga impacto y genere conversión para la marca.

La batalla no se terminará con el fin de la campaña y seguirá mes tras mes. La competencia por el público centennial por este tipo de plataformas (y por las marcas en general) es feroz: pero trazar un camino con una estrategia de doble impacto derribará muros que hagan nuestro trayecto más fluido y exitoso.

Contenido especial ofrecido por Dequebuzz

 


Este contenido forma parte del Especial Influencer Marketing 2024 de El Publicista, publicado en el número 502 de la revista quincela, correspondiente a la primera quincena de abril de 2024. Hazte con un ejemplar, tanto en versión impresa como en versión digital, en nuestra tienda online.