Los anunciantes vuelven a reclamar la vuelta de publicidad a TVE ante la fusión Antena 3-La Sexta

Ayer la Comisión Nacional de la Competencia dio luz verde a la operación, que reduciría aún más el número de actores comerciales en el escenario de la televisión en España.

Ante el anuncio durante el día de ayer por parte de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) autorizando la adquisición por parte de Antena 3 de La Sexta, los anunciantes españoles se reafirman en su postura defendiendo y reclamando al Gobierno el regreso de la publicidad a las cadenas de televisión públicas. Según un comunicado oficial de la Asociación Española de Anunciantes (AEA) los anunciantes están "preocupados por la excesiva concentración del sector audiovisual, 85,5% de la audiencia comercial en dos operadores".

Aunque se valora positivamente el trabajo realizado por la CNC, los anunciantes condieran que la imposición de condiciones al grupo Antena 3 –La Sexta no es suficiente: "Hay que redoblar el esfuerzo en hacer que estas condiciones se cumplan, toda vez que  su cumplimiento es  clave para salvaguardar el  mínimo de competencia que aún queda en el sector audiovisual frente a un duopolio agresivo. La AEA sigue reclamando que se regenere la competencia en el sector, y para ello solo cabe a medio plazo que se instrumente  la vuelta de la publicidad a TVE como la única manera de garantizar un sector audiovisual plural, competitivo y sostenible".

Actualmente el mercado español de la televisión es el más concentrado de los países europeos. "La AEA entiende y valora que el cumplimiento de las condiciones exigidas por la CNC  garantiza el menor menoscabo posible de la competencia en el sector audiovisual, consiguiendo una solución de mínimos frente a un duopolio agresivo que podría suponer una catástrofe para la competencia en el sector audiovisual", declaran. La CNC ha salvaguardado en este proceso intereses de los anunciantes al imponer muchas de las condiciones que la AEA ha demandado en el proceso del expediente de fusión, pero las marcas van más allá. "La asociación considera vital la comercialización publicitaria separada en sus dos canales de televisión con mayor audiencia a través de sociedades diferentes. Entre otros aspectos, la publicación trimestral de la oferta publicitaria mínima que garantice la comercialización de forma individualizada en cada uno de los canales del grupo,  la no imposición de unos productos sobre otros con determinadas políticas comerciales,  el no condicionamiento de ofertas a la cuota mínima de contratación de grp`s,  etc , suponen una serie de condicionantes que refuerzan la competencia y la libertad de comunicación".

Pra la defensa de una vuelta parcial de la publicidad a TVE los anunciantes argumentan que se trata de una medida clave "para garantizar un modelo audiovisual plural, competitivo y de futuro. Asimismo, la vuelta de la publicidad a TVE ayudaría a reducir el déficit de este organismo público en unos 200-300 millones de Euros, a la vez que garantizar la viabilidad del servicio público aportado por RTVE".
 
Mayor control
También la Asociación de Usuarios de la Comunicación ha pedido a la CNC una supervisión rigurosa de las condiciones de la fusión entre las televisiones Antena 3 y La Sexta. Aunque entiende que los prestadores del servicio busquen la viabilidad de sus negocios, para esta asociación el escenario no es deseable y nos encamina hacia un duopolio televisivo de facto.

Igualmente la AUC se pregunta si la autorización de esta nueva fusión debería llevar a una revisión de las condiciones en las que se autorizó la de Tele 5 y Cuatro. La asociación se muestra contraria a las fusiones porque “suponen un empobrecimiento de la oferta televisiva que redunda en perjuicio de los espectadores” Además de la concentración de operadores, la Asociación teme también la pérdida en la variedad y calidad en los contenidos que afecte precisamente a las cadenas más alternativas, y alega, en este sentido,  la mala experiencia de Cuatro tras la fusión con Tele5. Y se muestra, en ese sentido, muy crítica con la llamada pauta única (emisión simultánea de publicidad), que a su parecer perjudica la integridad de las emisiones de las cadenas secundarias o temáticas a favor de la cadena principal.