La información de la final de la Champions que un publicitario debería conocer

La final de la Champions de 2016 fue récord de audiencia de televisión y social TV. El evento alcanzó un impacto publicitario equivalente de 74 millones de euros

 

La final de la Champions entre el real Madrid y el Atlético de Madrid celebrada el pasado sábado fue el espacio lider de la semana en audiencia. De hecho el encuentro ha cerrado un mes de mayo inolvidable para el fútbol de nuestro país y para las audiencias, aunque los ratings publicitarios no hayan podido superar  (de momento) el récord que tuvieron en el Mundial de Brasil de 2014.

Cerca de 9,5 millones de telespectadores, con un 57,3% de cuota, siguieron el partido en la noche del sábado. Tras el empate a uno se llegó a la prórroga en San Siro, subiendo la audiencia al 58,1% con más de 10,7 millones de telespectadores. Pero las aficiones tuvieron que vivir el momento fatídico de los penaltis, cuando se alcanzaron registros estratosféricos que alcanzaron los 11.642.000 espectadores (62,3%). En el postpartido, cuando unos lloraban de tristeza y otros de alegría, se produjo el spot de oro semanal con 22,9 Grp’s para la campaña de Renault Kadjar. Según el análisis semanal que realiza la agencia de medios OMD España, ha sido el segundo mejor spot de oro tras el del domingo pasado de la final de la Copa del Rey.

Respecto a Antena 3, cadena que se hizo con los derechos de emisión de la final en España, completó un positivo fin de semana con el spot de oro dominical en el estreno de televisión en El Peliculón de “La isla mínima”.

Contenido social

La final de la Champions League ha llevado a Facebook e Instagram la conversación de millones de aficionados al fútbol de todo el mundo. Según datos de Facebook 27 millones de personas en todo el mundo realizaron a través de Facebook 74 millones de interacciones durante el partido. En España 1,4 millones de personas realizaron 3,5 millones de interacciones durante la final.

Los cinco momentos más relevantes del partido que llevaron mayor conversación a Facebook fueron el penalti definitivo que marcó Cristiano Ronaldo para el Real Madrid, el gol de Sergio Ramos que adelantaba al equipo merengue en el marcador, el inicio de la final, el empate por parte del Atlético de Madrid gracias al gol de Yannick Carrasco en el minuto 79 y el final de la segunda parte de la prórroga, enviando la final a los penaltis.

Curiosamente el país con mayor conversación en Facebook durante la final fue Brasil y no España. Según los datos internos de Facebook los cinco países que más hablaron de la final fueron Brasil (2,9 millones de personas realizaron 6,8 millones de interacciones), México  (2,7 millones de personas realizaron 7,5 millones de interacciones),  Indonesia (1,9 millones de personas realizaron 5,3 millones de interacciones), España (1,4 millones de personas realizaron 3,5 millones de interacciones) y Estados Unidos  (1,2 millones de personas realizaron 3,2 millones de interacciones).

El mundo del fútbol genera en España cerca de 7.600 millones de euros. Hasta el año pasado este negocio representaba el 0,75% del PIB español, pero los nuevos contratos de televisión y las previsiones de aportación a la economía, hacen presagiar que ese porcentaje ascienda al 1%.

En cuanto a Instagram, este año 22 millones de personas en todo el mundo registraron 74 millones de interacciones (publicaciones, “me gusta” y comentarios) alrededor de la final de la Champions League.  Comparado con la final de Champions League de 2015, un 83% más de personas registraron un 68% más de interacciones que el año pasado.

Por su parte en Twitter el Real Madrid se alzó con la Undécima frente a una audiencia única total de 1.307.632 usuarios y 1.199.319 tweets. Según los Kantar Twitter TV Ratings, la medición oficial de audiencia en Twitter, la Final de la Champions marcó récord histórico de Social TV en España.

Los datos internos de la plataforma indican que la conversación en Twitter durante la final de UEFA Champions League (#UCLfinal) generó 9 millones de Tweets. Los tres momentos que generaron mayores picos de conversación fueron el penalti de Ronaldo (167K TPM), el final de la prórroga (84K TPM) y el gol de Sergio Ramos ( 80K TPM).

Impacto publicitario

Según un estudio de Kantar Media sobre la Final de la Champions League en TV y en Twitter, así como el impacto que ha generado este evento en los medios, el partido que enfrentó al Real Madrid y al Atlético de Madrid anotó un 57,3% de share y 9.447.000 espectadores en Antena 3. La tanda de penaltis fue seguida por 11.642.000 espectadores (62,3%), convirtiéndose en la emisión más vista de la temporada. Según esta fuente el evento deportivo ha generado 15.917 noticias en prensa, internet y televisión, 4.420.232.400 impactos de audiencia que equivalen a un valor publicitario de 74.535.816 euros, entre el 27 y el 29 de mayo de 2016.

Los datos de Social TV se convierten en un complemento valioso para la medición de audiencia. Así, por ejemplo, la palabra Madrid fue el término más usado durante el partido lo que viene a confirmar la gran promoción que ha supuesto este evento para la ciudad y sus equipos. Le siguen los hastags #UCLfinal –hastag oficial del encuentro- y #HalaMadrid. Por su parte, las cuentas más seguidas fueron las de @realmadrid, @Atleti y @SergioRamos, protagonista del primer gol de la noche.

Fútbol: el negocio redondo en España

El fútbol en España es un motor económico que está llamado a ser clave. Actualmente genera unos 7.600 millones de euros (fuente KPGM), pero esta cifra se va a superar en breve ya que la Liga de Fútbol Profesional española está cerca de suponer el 1% del Producto Interior Bruto (PIB). Hasta el año pasado, el negocio del fútbol representaba el 0,75% del PIB español, pero los nuevos contratos de televisión y las previsiones de aportación a la economía, hacen presagiar que ese porcentaje ascienda al 1%.

Estos 7.600 millones de euros se dividen en tres patas, fundamentalmente. Por un lado está  el negocio generado por el gasto que supone cada partido para un aficionado: transporte, consumo alrededor del evento, etc. que asciende a unos 189,5 millones de euros que ingresan los negocios de las zonas aledañas a los estadios o los relacionados con el partido o el estadio. por otro están las apuestas apuestas deportivas (923,7 millones de euros) y por último, el más importante, el gasto directo de aficionados y empresas (3.600 millones de euros al año según la misma fuente). Los clubes ingresaron el año pasado 1.900 millones de euros con entradas y abonos a lo que hay que sumar el gasto de los aficionados en productos y servicios asociados al fútbol y al equipo, como la venta de camisetas y merchandising, consumo en restauración o recaudación publicitaria.

Pero del fútbol se derivan una serie de ingresos, llamados indirectos, que también benefician a la economía española. Según informa Europa Press, fueron casi 3.000 millones de euros de contribución al PIB en el año 2013 los que se ingresaron de forma indirecta. Actividades culturales y deportivas, telecomunicaciones y construcción e inmobiliaria… Y según el informe de KPMG se crean 140.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Y los ingresos audiovisuales de la Liga de Fútbol Profesional ascienden a 1.200 millones de euros. No en vao el fútbol es el deporte con mayor seguimiento en la televisión española. Según el informe anual de la empresa Viewmetric, especializada en analizar el impacto de las marcas en el deporte, el medio rey ocupó, durante todo el año 2015, el 47,2% del totl de la audiencia acumulada en el ámbito deportivo. De entre todas las competiciones deportivas la Liga BBVA es la que más interesa a la audiencia, acumulando más de 153 millones de espectadores entre lso encuentros en directo y diferido. Representa, por tanto, el 13% de la audiencia del total de deportes y el 25% dentro del ámbito del fútbol.

A nivel global la final de la UEFA Champions League tiene un impacto total de unos 350 millones de euros, según los datos que maneja MasterCard (patrocinador oficial de este evento), una cifra que la emrpesa IPAM eleva a 408 millones. De ellos, entre 100 y 150 millones de euros se deben al aumento extra del consumo en bares y restaurantes que provoca el partido (Telepizza anunciaba el viernes pasado en los medios económicos españoles que esperaba elevar hoy sus ventas un 30% respecto a un sábado normal), al gasto en bienes asociados al mismo y al incremento en el volumen de las apuestas.

El hecho de que los dos equipos de la final hayan sido de un mismo país ha tenido un impacto negativo en la generación de negocio a nivel global porque, a priori, disminuye la cifra de espectadores que ven el partido por televisión. habrá que esperar las cifras que aporta la propia UEFA en estos días para determinarlo. Los patrocinadores de la UEFA no habrán obtenido los mismos ratios con esta final que con otra con dos equipos de ligas diferentes, con total seguridad. Pero los patrocinadores de Real Madrid y del Atlético de Madrid han salido ganando:  Mahou, Coca-Cola, e el grupo Volkswagen (Audi con los blancos y Volkswagen con los colchoneros), Iberia y Air Nostrum han visto disparada su notoriedad de marca y el impacto en estos días, gracias al efecto generado en los medios.