Actualidad
Advertisement

La era de los descuentos

Se consolida el consumidor que usa los cupones para obtener descuentos directos al adquirir productos de droguería, alimentación y bebidas. Los consumidores catalanes son los que más uso hacen de las promociones por precio

La distribución de vales descuento por parte de los fabricantes de productos de gran consumo continúa al alza en España. Entre los años 2007 y 2010, las marcas incrementaron la distribución de cupones en un 37,3%, pasando de los 309 millones emitidos en 2007 a los 493 millones distribuidos a lo largo de 2010, según datos del último estudio de Valassis. Además en los dos últimos años, la distribución de cupones online ha crecido exponencialmente en España, empezando a abrirse un hueco en los hábitos de compra de los consumidores.

Según el informe los consumidores hacen uso de los cupones descuento para hacerse con productos de marcas de primera calidad con la ventaja inherente a un descuento que puede llegar por distintas vías, e incluso ya a través del móvil e Internet. Los beneficiarios de los descuentos ven este tipo de promociones como una ventaja que ofrecen las marcas a las economías domésticas.

El estudio pone de relieve como los consumidores están aprovechando especialmente las potencialidades del cupón para reducir el precio que han de pagar por adquirir los productos de consumo. Fundamentalmente usados para productos de alimentación, bebidas y limpieza, que consumen a diario, sabiendo además que consumen artículos de calidad.

Cataluña es la comunidad autónoma donde tienen más eficacia las promociones por precio. Los consumidores catalanes son los que más vales de descuento consumen en España. Así, durante el año 2010 cambiaron por su valor casi el 20% del total de cupones canjeados dentro del país, lo que supone una quinta parte del global redimido para esta comunidad, la segunda en volumen de población.

La Comunidad de Madrid se encuentra en la segunda posición del ranking pese a ser la tercera autonomía en cuanto a volumen de población. Los madrileños cambiaron por su valor algo más del 15% de los cupones canjeados en España en 2010. Andaluces y valencianos superan el 12% en cupones remitidos en el territorio nacional durante el año pasado.

El uso de los descuentos ha calado en Andalucía en mayor medida cuyos consumidores emplearon el 12,5% de los vales como descuento directo en su cesta de la compra, adelantando en el ranking a la Comunidad Valenciana que gozaba de un tercer puesto en años anteriores y que en 2010 se queda con el 12,2% de los canjes.

El resto de comunidades españolas descienden del 10% en el uso de este tipo de promociones. En Murcia llegan al 9,7% el aprovechamiento de cupones descuento, por debajo País Vasco (6,9%), Castilla La Mancha (5,1%), Galicia (4,6%) y Castilla-León (3,9%).

Con porcentajes que ni siquiera alcanzan el 1% del total de vales redimidos en 2010 se colocan comunidades autónomas como Islas Baleares, Extremadura o Cantabria, además de Navarra, La Rioja, Ceuta y Melilla, situándose estas últimas en la cola del ranking.

“Estos datos revalidan la pujante posición del vale descuento en una triple vertiente: como herramienta de marketing promocional para los fabricantes de productos de gran consumo, como instrumento generador de negocio para la distribución y como aliado que contribuye a que el consumidor adquiera productos de alta calidad al mejor precio”, explica Antonio Henriques, director general de Valassis en España.