El ‘aplauso silencioso’ más largo del mundo online

Con motivo del Día Internacional de las personas sordas el 28 de septiembre, la plataforma Vitcord que permite a los usuarios interactuar y expresarse sobre diferentes temas a través de vídeos de forma colaborativa, ha lanzado la campaña ‘Mi voz son mis manos’. Se trata de una iniciativa que pretende visibilizar al colectivo que utiliza la lengua de signos como principal vía de comunicación, y favorecer su inclusión dentro del mundo online.

Esta iniciativa ha sido apoyada por la CJS-CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) con el propósito de visibilizar el valor de la lengua de signos en la vida de estos jóvenes, ya que como derecho lingüístico, la lengua de signos hace posible otros derechos como el acceso a una educación equitativa, a un empleo, o la comunicación y a la información, favoreciendo su desarrollo y su plena participación social. Según la CJS-CNSE, esta iniciativa puesta en marcha en las redes sociales, contribuye a visibilizar a este colectivo y su realidad, brindándoles el protagonismo y representatividad que le corresponde.

Vitcord ofrece a los usuarios la posibilidad de expresarse y manifestar sus opiniones a través del vídeo de forma colaborativa y ha lanzado el primer ‘hilo de conversación’ en el que su comunidad se comunica a través de la lengua de signos. Los usuarios han publicado sus vídeos dando un ‘aplauso silencioso’ a la causa, el más largo y colaborativo creado nunca a través de las redes sociales.

“En Vitcord habitualmente se habla de una gran variedad de temas como música, deportes, series... y también se muestra mucha inquietud por temáticas sociales y de inclusión. En el caso de la lengua de signos el uso del vídeo facilita muchísimo la comunicación”, ha asegurado Adrián Doménech, fundador de Vitcord.

Además, la influencer murciana @eemeecee, conocida por publicar de forma habitual sus vídeos hablando con lengua de signos, ha participado: “Quiero hacer la cadena de vídeos más larga del mundo para apoyar a las personas sordas para que no se sientan solas”, ha contado en Vitcord a través de sus manos.