Back Market lanza su primera campaña de publicidad para televisión en España

El objetivo de esta campaña es avanzar en el posicionamiento de la marca y su desarrollo de negocio en el mercado español

La plataforma online especializada en la venta de smartphones reacondicionados, Back Market, ha lanzando su primera campaña de televisión en España. La compañía se estrena de la mano de la agencia parisina Hungry and Foolish, que se ha ocupado del diseño y realización de su primera incursión publicitaria en la pequeña pantalla. La campaña estará en el aire de manera continuada hasta el próximo mes de julio en diversos canales de televisión como las principales cadenas de Mediaset y Atresmedia, entre otros, con un spot de 20 segundos en el que se pone en valor las ventajas de comprar tecnología reacondicionada. 
El vídeo comienza con la imagen de dos gemelos contando que acaban de comprarse un teléfono móvil nuevo. En ambos casos se trata del mismo dispositivo pero al final de su narración sorprende que a uno le ha costado más barato que al otro. Se resuelve así que no merece la pena pagar más por un teléfono a estrenar de última generación si se puede tener el mismo dispositivo reacondicionado, con las mismas características y garantías pero mucho más económico.

La compañía, que está presente en España desde febrero de 2016, quiere reforzar y consolidar su imagen de marca con esta campaña y seguir creciendo en el mercado español. En concreto, el CEO de Back Market, Thibaud Lauraze, ha señalado el objetivo de esta campaña es que “se identifique a Back Market como el portal de referencia en el que poder comprar un smartphone de última generación reacondicionado porque es mucho más barato y se puede tener la misma calidad y garantía como si fuera nuevo. En otros países europeos y fuera de Europa comprar un dispositivo de estas características es una tendencia bastante extendida. En España, a pesar de ser el país con mayor tasa de penetración de smartphones en el mundo,  es algo muy nuevo aún y queda mucho camino por recorrer pero en solo unos años será bastante común encontrar aparatos reacondicionados entre los consumidores españoles”.