BBK denuncia el aislamiento de los mayores para que nadie más muera en soledad

El proyecto ha contado con la creación de una escultura, La última persona fallecida en soledad, a imagen y semejanza de Mercedes, una mujer bilbaína de 89 años que vive la realidad de más de 2 millones de personas en España

BBK busca hacer reflexionar a la sociedad sobre la poca atención que se le presta a un problema tan grave como la soledad no deseada en la que se sumergen muchas personas mayores. Por ello, ha lanzado una campaña de sensibilización que comenzó con la instalación de la escultura hiperrealista “la última persona fallecida en soledad” en un banco del concurrido Paseo del Arenal de Bilbao. Una imagen potente y real capaz de abrir el mismo debate social y mediático que se genera cuando aparece una persona mayor que ha fallecido en esas condiciones.

Invisible Soledad’ nace de la realidad de que solo ponemos el foco en esta problemática cuando una persona fallece en soledad y pasan semanas, meses o años hasta que es encontrada. En ese momento, todo el mundo se lleva las manos a la cabeza, pero solo aparece la alarma cuando ya es tarde para reaccionar. “Esta campaña trata de demostrar que lo peor de la soledad no es el final, sino todo el tiempo previo que pasa hasta que eso sucede, y que nadie atiende”, manifiesta Julio Alonso Caballero, director creativo de la campaña.

En la actualidad, más de 2 millones de personas viven en soledad en España. Es el caso de Mercedes, una mujer bilbaína de 89 años que vive en situación de soledad no deseada y que ha inspirado y protagonizado la campaña. “La soledad es lo más terrible que hay, algo que nunca te imaginas. Son tantas horas de estar encerrada en casa, que la soledad te come. Por eso sabía que teníamos que hacer algo” afirma.

La campaña comenzaba creando debate social con la escultura bilbaína y, tras el debate generado durante los días previos -que captó la atención de los medios-, Mercedes apareció por sorpresa explicando cómo se siente ya muerta porque, para ella, la soledad es una “muerte en vida”. Según David G Natal, director senior de consumer engagement, el “objetivo principal que nos marcamos con esta campaña era animar a la sociedad y las instituciones a solucionar el problema cuando aún estemos a tiempo”.

 

Combatir un miedo personal

Rubén Orozco, reconocido escultor hiperrealista originario de Guadalajara (México) ha sido el autor escogido para la creación de la escultura. La obra es una réplica a tamaño real de Mercedes y representa, a través de su gesto y del reloj que lleva entre sus manos, el “inevitable paso del tiempo”, según ha afirmado Orozco. “No quiero imaginarme una vida sin poder hablar, tocar o ver a otra persona durante mucho tiempo. Por eso hago esta obra, para combatir un miedo personal”, añade. La idea creativa nació en LLYC, que contactó con Orozco para llevarla a cabo.

El escultor ha trabajado durante más de tres meses en replicar cada detalle de Mercedes. De este modo, expresa su creatividad a través de materiales como la resina, la silicona, la madera e incluso pelo humano. “Para hacer una escultura de una persona es necesario verle el alma. El arte hiperrealista es el arte más cercano a la conexión con una persona. Es poder ver, sentir y casi conectar con ella, aunque sea una escultura”, ha explicado. Para el proceso de creación, se analizaron cerca de 500 fotografías de cada una de las personas que inmortaliza, no sólo para reflejar cada mínimo detalle, sino para ser capaz de reflejar su espíritu y personalidad. Entre sus obras destacan el Papa Francisco, Frida Kahlo, Grace Kelly o David Bowie. Normalmente sus obras nunca son a escala natural y suele trabajar escalas pequeñas o gigantes. Esta obra ha supuesto un nuevo reto para su arte.

Para elaborar una réplica de la protagonista, el artista ha contado con el análisis de más de 500 fotografías | Fuente: BBK

Durante el acto, Xabier Sagredo Ormaza, presidente de BBK, ha afirmado que llevan “más de 100 años comprometidos con el desarrollo y la contribución a la sociedad vizcaína”, siendo la población mayor uno de los pilares de su Obra Social. Con Invisible Soledad, Sagredo ha destacado que quieren “afrontar una realidad olvidada”, atreviéndose a “hablar de frente sobre el problema de la soledad y aportar soluciones concretas que permitan generar un cambio positivo sobre esta realidad que nos afecta a todos”.

Por su parte, Nora Sarasola, directora de la Obra Social BBK, ha explicado que la entidad pondrá en marcha varias iniciativas, como la creación de una red para la detección de personas aisladas, un observatorio de personas mayores de 80 años, la implantación de servicios de atención personalizada y de acompañamiento e incluso una escuela para la prevención de la soledad. Entre ellas, destaca el proyecto BBK BEHARI, desarrollado junto a la asociación Agintzari, que se basa en el desarrollo de un sistema tecnológico que, gracias a la tecnología GIS y elementos de big-data, ofrecerá una base de datos geográfica de personas mayores que estará al servicio de los Servicios Sociales Municipales. Por otro lado, el proyecto ERRO ETA ADAR, en colaboración con la Fundación Etorkintza, pretende “crear nuevos lazos intergeneracionales entre la población adulta-mayor y la población joven de Zorroza, fomentando su sentimiento de utilidad y autonomía, potenciando hábitos saludables e intercambiando conocimiento mutuo entre ambas generaciones para desterrar así los estereotipos de edad”, según ha explicado Sarasola.

 

Ver ficha técnica ‘Invisible Soledad’